Qué Hacer en París con Niños (Pequeños)

Viajar con niños pequeños implica tener que ser flexibles, improvisar y adecuarse a cada momento y situación. Por eso, resulta difícil seguir un planning  muy marcado de visitas. Si vas a viajar a París con niños próximamente, aquí te dejo nuestras recomendaciones y consejos para que vuestro viaje sea más fácil y family-friendly.

Ojo, no voy a dar un planning de qué visitar cada día (ya lo hice en su día, cuando viajábamos “sin niña”), pero sí que podrás tomar nota de algunas de las cosas que visitamos nosotros durante nuestro viaje a París en las vacaciones de Navidad y Fin de Año 2016-17. 

Tras vivir allí  medio año (en 2007) y varios viajes posteriores, París la ciudad europea que mejor conozco. Espero que mis consejos os sirvan! Si tienes alguna duda, puedes dejarla en los comentarios.

 

Consejos para Visitar París con Niños

  • Dos cosas al día, máximo. En París, como en tantas muchas otras ciudades, hay un montón de cosas a visitar y hacer (el río Sena, Notre Dame, Montmartre, la Torre Eiffel…) . Todas ellas se pueden hacer con niños, no hay problema, pero la diferencia respecto a viajar sin niños es justamente el RITMO de visitas. Si viajas con niños, no pongas demasiadas visitas en un solo día. Por ejemplo, nosotros solemos pensar el día anterior una cosa para hacer por la mañana y otra cosa por la tarde. Dos visitas al día, máximo. Si surge ocasión de ver más, genial, pero ya será de forma improvisada 🙂 Un ejemplo práctico que verás a continuación: visitar el acuario por la mañana, comer y visitar la Torre Eiffel por la tarde.
  • Busca acuerdos (y cúmplelos). Intenta buscar el acuerdo familiar para seguir el ritmo de todos. Estáis TODOS de viaje / vacaciones; ellos también. Nuestro acuerdo, por ejemplo, era pasar al menos un rato de juegos después de cada visita. Así, empezábamos el día visitando algo, luego jugábamos, comíamos, visitábamos otro lugar y jugábamos de nuevo, antes de volver a casa y seguir las rutinas habituales (baño, juegos, cena, dormir). Y así todos contentos.
  • Busca parques infantiles cerca de las atracciones turísticas (los hay). Por ejemplo, en el parque justo al lado de Notre Dame tenéis un parque infantil estupendo. Combinad visita a Notre Dame con un rato en los columpios. Así, cada uno hace lo que más le gusta.

Combinando visitas y parques

paris-con-niños 7

  • Evita museos y visitas guiadas. Los niños no aguantan mucho rato quietos ni en el mismo lugar, sobre todo si es para escuchar algo “aburrido”. Si tienes un niño/a movido como la nuestra, piensa en visitar los lugares por fuera. Por ejemplo, las colas en el Centro Pompidou siempre son larguísimas. En lugar de eso, muestra a tu hijo/a las fuentes coloridas que hay justo al lado del museo. Puede ser una divertida clase de arte 🙂
  • El metro de París no es baby-friendly. Aunque el metro es lo más rápido para moverse de un lado al otro, no es lo mejor si viajas con niños pequeños por París. ¿Por qué? Porque las estaciones son antiguas y poco accesibles: están llenas de escaleras y los ascensores no abundan (tendréis que subir cochecito andando).
  • Mejor viajar en autobús. Hay una red de autobuses magnífica y las paradas son muy frecuentes (cada 2 o 3 calles). No es difícil tomar el autobús en París, hay mapas en cada parada y la mayoría de buses (o todos) van “cantando” cada parada para que sepas donde estás y cuando tienes que bajarte. Nuestra niña quedó encantada de ir en autobús, viendo la vida pasar por los grandes ventanales (vale, sí, vivimos en una pequeña ciudad en la que no vamos en bus). La frecuencia de los autobuses es muy elevada también, cada 5-10 minutos. Podréis disfrutar de una visita turística a bordo de un uno y, lo más importante, evitaréis escaleras. Este es el mapa de buses de París.

París en autobús

Vistos los consejos iniciales, a continuación comparto algunos de los planes más chulos que podéis incluir en un viaje a París con niños. Hay que avisar que como nosotros ya habíamos estado varias veces en la ciudad, nos saltamos muchas cosas que bien podrían aparecer en este planning.

Combinar Acuario y Torre Eiffel

Lo mejor del acuario de París es que está justo al lado de la Torre Eiffel, y así podéis combinar las dos cosas fácilmente. La visita no es muy larga (es un acuario pequeñín comparado con otras ciudades) pero suficiente para que los niños se diviertan viendo peces diferentes.

Para los que queréis tenerlo todo controlado, venden tickets combinados de visita al acuario y almuerzo en su restaurante (25-35€). Si preferís la aventura, tened en cuenta que en los alrededores de la Torre Eiffel no hay mucha oferta de bares y restaurantes (o mejor dicho: os quedan lejos). Sí que veréis un par de puestos de comida rápida (crêpes, hot dogs) delante de la Torre.

La entrada cuesta: 20,50€. Los tickets pueden comprarse online o in situ (no había cola cuando fuimos). Ver web.
Dirección: 5 Avenue Albert de Mun, 75016 Paris, Francia (metro Trocadero).


Montar en uno de sus míticos Carrousels y “Manèges”

Hay carroussels y “manèges” en prácticamente todos los barrios de París y pueden montar niños y adultos. ¡Yuhu! Durante las vacaciones de Navidad, muchos de los carroussels son gratuitos, y puedes montar tantas veces como quieras. El resto del año, los carroussels de París cuestan unos 3€ por persona (podría ser peor, verdad?).

Algunos de los carrousels más míticos los encontraréis en: los pies del Sacré Coeur, los Jardines de Luxemburgo, el Hôtel de Ville, el Jardin de Plantes y el Forum des Halles.

Carroussels Paris


¿Cuando llueve o hace mal tiempo? Royal Kids

Si hay previsión de mal tiempo y no queréis estar fuera, pasad la mañana (o el día) en el Royal Kids. Es un parque infantil de interior, un “chiqui park” como lo conocemos aquí. ¡Pero riéte tú de nuestros chiquiparks!  El Royal Kids es realmente un paraíso para los peques (y los no tan peques).

La entrada es a partir de 0 años, ya que tienen una zona especial (y bastante grande, con piscina de bolas, actividades de psicomotricidad…) para los menores de 4 años. La otra zona (mucho más grande) es a partir de 4 años y tiene toboganes varios, trineos, pista de fútbol y un auténtico laberinto hinchable por descubrir.

Si como nosotros tenéis suerte y ese día no hay mucha gente, puede que os dejen utilizar las dos zonas. Los bebés pueden ir acompañados en todo momento de un adulto para realizar cualquier circuito, así que papás/mamás,… ¡a la piscina de bolas!

Por cercanía, nosotros elegimos el Royal Kids de Ivry Sur Seine, al cual llegamos en autobús fácilmente. ¡¡Un acierto total que recomendamos 100%!!

Precio: 9€ por niño, que puede ir acompañado de dos adultos gratis. Por más niños o más adultos se paga un extra.
Dirección: 10 Rue Jules Vanzuppe, 94200 Ivry-sur-Seine (afueras de París).


Explorar el Museo Cité des Enfants y Canal de St Martin

Nos quedamos con las ganas de ir al museo de la Cité des Enfants, situado en el Parc de la Villete, al norte de París. Es un museo pensado PARA los niños. Tanto es así, que solo pueden entrar los niños entre 2 y 12 años (o bebés menores de 2 si acompañan a un niño mayor), por eso nosotros nos quedamos fuera esta vez (nuestra hija tenía 16 meses en ese momento).

Hay un espacio para los niños de 2-7 años y otro para los de 5-12. En este museo se toca todo, se experimenta con todo y se juega con todo. Un museo de la ciencia a lo grande y a lo práctico.

Está ubicado en el Parc de la Vilette que es uno de los parques más bonitos de París, situado en el extremo norte. El Parque en sí es precioso pero si queréis añadir otro buen plan para ese día, aprovechad para descubrir el Canal de St Martin que empieza muy cerca del Parc de la Vilette. ¡Podéis recorrerlo en barco!

También está muy cerca otro parque precioso: el Buttes de Chaumont. Un auténtico jardín urbano lleno de césped y zonas de juego. ¡Diversión asegurada!

Precio:  12€. Ver web.
Dirección: 30 Avenue Corentin Cariou. Metro: Porte de la Vilette.


Parques de Atracciones: Disneyland, Asterix y Playmobil

En mi opinión, la oferta de ocio y cultura de París es más que suficiente para entretener a los niños durante varios días, pero si aún así quieres añadir un parque a vuestro viaje, estos son tres que os pueden venir bien:

  • Disneyland París: el más conocido, ¡el más mítico! Fui de pequeña (6 años) y de mayor (22 años) y ambas veces salí encantada 🙂 Hay atracciones para peques y mayores y no solo es el mundo de Mickey Mouse.
  • Playmobil Funpark: no es un parque de atracciones sino más bien un recinto lúdico sobre el mundo Playmobil en el que los niños pueden jugar, construir y experimentar, con Playmobils de tamaño humano. Dos cosas muy buenas: la entrada cuesta solo 3 € y se encuentra en un recinto de interior (otro buen plan para cuando llueve en París). Hay una zona reservada para que los bebés de 18 a 36 meses jueguen de forma segura.
  • Parque Asterix. El más lejano. A una hora en coche. Un parque de atracciones divertido para toda la familia con la temática de Atserix y Obelix.
 

Correr por los Jardines de París

París es una ciudad llena de jardines y parques. Y son tan bonitos que son en sí mismos una atracción turística. Por eso, los jardines de París DEBEN estar en tu planning de visita si vas con niños. Sobre todo si vais con bebés: son un fantástico lugar en el que hacer la siesta sin ruidos.

Los Jardines de Luxemburgo siempre fueron mis preferidos. Allí podréis alquilar una barquita (“petit bateau”) en el lago y hacerla navegar. También tendréis espacio para correr. En las afueras del Jardín de Luxemburgo  (hacia Port Royal) tenéis un par de parques infantiles para jugar.

Los Jardines de Tulleries, los Des Halles, el Parc de La Villette y el parque Buttes de Chaumont son otros de los magníficos parques de París en los que disfrutarás mucho si vas con niños. Lugares habituales de picnic (cuando hace bueno) de la gente de París.

 


Dónde Comer en París con Niños

Durante la semana que estuvimos en París, cenamos en casa cada noche, pero comer, comimos fuera (para evitar tener que ir de un lado para otro y poder aprovechar el calorcito del mediodía).

Un par de descubrimientos recomendables:

  • Happy Day Dinner (En el centro, cerca del Pompidou y Des Halles). No te asustes: recomendamos un restaurante americano. Ya sé que no es “típico” pero nos gustó mucho, nos trataron muy bien y comimos genial. Y por si fuera poco, los miércoles el menú infantil es gratuito (sino, son 10€). Comeréis hamburguesas, patatas, pollo rebozado… ¡Vamos, todo lo que les gusta a los niños!
  • Buffet de Las Galerías Lafayette (cerca de la Opéra y Jardines de Tuilleries). Para una emergencia, no está mal tenerlo en cuenta! Son la una, tu hija tiene hambre, estáis en medio de las Galerías Lafayette mirando regalos de Navidad, ¿qué haces? Subes al 7º piso con vistas, pides un plato de macarrones y carne y en un periquete estáis los tres comiendo. Es un buffet enorme.

Dónde Alojarse. Una semana en París gratis

Siete noches en París durante las vacaciones de Navidad – Fin de Año, los tres, en un apartamento cerca del metro de Alésia (14ème) nos costó cero euros. ¿Cómo? Haciendo un intercambio de casa con IntercambioCasas. Intercambiamos nuestra casa en Olot con una familia parisina que también buscaba “escaparse” a algún lugar durante las Navidades.

Vistas desde nuestro apartamento en París
Vistas desde nuestro apartamento en París

Ellos estuvieron en nuestra casa y nosotros en la suya. Durante ese tiempo, vivimos (otra vez) como parisinos, cenamos cada día en casa, seguimos las rutinas de nuestra hija, jugamos mucho con los juguetes que había en la casa (la otra familia tenía dos niñas de 2 y 5 años) y en definitiva “estuvimos como en casa” pero en París. Todo sin pagar un euro 🙂

En este otro post os cuento cómo es esto de hacer intercambios de casa. Ya hemos hecho 15 y podéis leer nuestra experiencia también sobre el intercambio de casa en Dinamarca.

 

¿Has visitado París con niños? ¿Qué más recomendarías?

Acerca de Roser 35 Articles
¡Hola soy Roser! Mamá de una niña preciosa y muy movida, nacida en agosto 2015. Antes estaba "sempre viaggiando" y ahora estoy siempre jugando, cantando y saltando. Llevo 10 años como blogger de viajes y vivo en Olot, Girona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*