¿Por qué usar la copa menstrual?

Este artículo también está disponible en: Catalán

Seguro que ya la has oído, que algunas amigas tuyas la usan pero puede que tú aún no te hayas animado a probar la copa. Por si estas un poco perdida, se trata de un receptáculo (como una copa) que se introduce en la vagina y va recogiendo la sangre menstrual desde dentro. Cada cierto tiempo se saca, se vacía y se vuelve a colocar. Ni más, mi menos 🙂

Si aún eres reticente al uso de la copa, hoy queremos responderte algunas posibles preguntas para animarte a usarla.

¿Por qué usar la copa menstrual?

Es buena para tu cuerpo

La copa menstrual es un recolector de material inerte, es decir, no tiene afectación en el cuerpo. A diferencia de los tampones, que han sido asociados con el síndrome de shock séptico.

Cabe decir que los tampones son considerados por la FDA (Administración de medicamentos y alimentos de EEUU) como un medicamento por lo que todos los tampones comercializados cumplen criterios de seguridad. Aún así, el uso de tampones más absorbentes de lo necesario o más tiempo del recomendado está asociado a un crecimiento de determinadas bacterias que, a su vez, propician el shock séptico.

Permite mejor conocimiento de ti misma

Una de las cosas que más me sorprendió cuando empecé a usar la copa fue la cantidad de sangre menstrual, mucho menor de la que yo esperaba.

Con el uso de otro dispositivos (tampones y compresas) siempre me parecía tener una gran cantidad de sangrado. Incluso con tampones de absorción alta tenía que realizar cambios frecuentes mientras que con la copa menstrual no es así.

Para que tengas unos tiempos de orientación. Los dos días de máxima cantidad la copa se suele “llenar” en las horas de sueño, es decir, unas 8-9 horas. Durante el día casi nunca se ha llenado, porque con un cambio cada 6 o 7 horas llega aproximadamente a la mitad o tres cuartos.

Visualizar la cantidad real de mi sangrado menstrual me ha dado la oportunidad de conocer mejor mi cuerpo, de entender mi ciclo mucho más profundamente.

Es mejor para el medio ambiente

Eso es una obviedad. Dependiendo de cada una de nosotras, la cantidad de residuos en forma de plástico de los aplicadores, los envoltorios, el tampón, las compresas… debe ser más o menos grande.

En el caso de la copa menstrual tiene una duración recomendada de diez años. Eso significa que en toda tu vida podrías usar unas tres o cuatro copas menstruales en total, contando que además del cambio cada diez años también hay que cambiarla con los nacimientos (porque la talla es diferente).
Como poco podemos decir que la diferencia de residuos es importante.

Más comodidad con tu menstruación

Con el uso de la copa menstrual te queda espacio libre en el armario y en las maletas 🙂 Parece mentira el espacio ocupado por los productos asociados a la menstruación, yo no me había dado cuenta hasta el otro día que saqué de mi armario del lavabo dos paquetes de compresas olvidados en el rincón (creo que del postparto de nuestra pequeña) y un paquete de tampones.

Además del espacio físico, algo que yo también he notado mucho, con el uso de la copa menstual no hay preocupación por cuando ni cuanta cantidad de menstruación va a llegar. Cuando nos vamos de viaje o cuando se acerca la fecha en que voy a tener la regla, pongo la copa en su bolsita dentro del bolso y ya está, antes tenía un neceser con salvaslips, compresas, y tampones de diferente absorción.

¿Que te impide usar la copa menstrual?

Asco a la sangre menstrual

Puede que te de asco mancharte, no te voy a engañar, a veces con el vaciado de la copa pueden mancharse dos dedos. Creo que este es el gran impedimento de algunas mujeres.
Es un tema complicado porque a la que no le pasa pues es difícil entenderlo, sólo me gustaría hacerte una reflexión:

¿porqué te da asco? ¿también te da asco la sangre de una rascada en la rodilla? ¿como te describieron la regla cuando eras pequeña? ¿algo sucio que había que esconder?

Existen muchísimos mitos y prejuicios asociados a la menstruación, desde épocas antiguas. A mí me han contado historias que me parecen sacadas casi de un chiste: No se podía comer helado, no se puede hacer all-i-oli porque se corta, no se puede hacer embutido, no se pueden tocar las plantas porque se mueren…

Todas estas asociaciones han perjudicado y, en algunos lugares del mundo, siguen perjudicando la vida de muchas mujeres y niñas que se sienten mal por un hecho tan fisiológico y necesario como respirar.

La menstruación sólo es menstruación, si te manchas los dedos sólo hay que lavarlos con un poco de agua. Incluso puedes llevar alguna toallita higienizante en el bolso por si te puede ayudar en un momento de apuro.

Desconocimiento de tu propio cuerpo

Te da miedo que se “pierda” porque no hay un hilo largo que sale por la vagina, crees que la vas a notar o incluso crees que puede doler, te da miedo que se caiga cuando hagas ejercicio…

La copa se coloca dentro de la vagina, la vagina es un tubo de una largada media de 7-8 cm. Al fondo de la vagina está el cérvix o cuello uterino, normalmente cerrado (se dilata para dar paso al nacimiento de un bebé) por lo que la copa menstrual nunca puede perderse hacia arriba. Es anatómicamente imposible.

La vagina está rodeada de una musculatura que se denomina suelo pélvico. Estos músculos se encargarán de mantenerla en su lugar mientras tú te mueves, incluido bañarse o practicar deportes.

La colocación y la extracción de la copa menstrual es totalmente indolora. No puede doler nada porque no estás forzando las paredes, la silicona se adapta a la estructura (de tubo) de la vagina y la mantiene sellada para que no haya fugas de menstruación.

Precio

Puede que te parezca un precio alto pero los aproximadamente 20 euros a rentabilizar en 10 años son un precio irrisorio comprado con los otros dispositivos. Puedes comprarla online de forma segura y te la envían a casa.

Nunca tendrás que volver a gastar ni un euro en tu lista de la compra en tampones ni compresas.

No sabes como usarla

Si este es tu único impedimento no hay ningún problema. Existen un montón de videotutoriales donde conseguir la información y sentirte más segura usando la copa menstrual.

Acerca de Elisabet 204 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona. Si quieres estar informado de los eventos y actividades para familias con niños en Catalunya, haz click aquí para apuntarte a nuestra newsletter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.