Los entuertos… o la sorpresa del segundo

entuertos

Este artículo también está disponible en: Catalán

¿Vas a ser mamá por segunda vez? ¡Felicidades! Toda una aventura está por llegar y seguro será muy diferente de la primera vez. El parto SUELE ser más sencillo y, si das el pecho por segunda vez, también SUELE ser más fácil. Pero tendrás una molestia nueva: los entuertos.

Empezamos por el principio. El bebé crece dentro del útero y al nacer, el útero debe contraerse a fin de evitar una hemorragia creando las Ligaduras vivientes de Pinard. Estas ligaduras “cierran” la zona donde estaba enganchada la placenta y, así, venas y arterias quedan selladas y se evita una hemorragia importante.

Una vez creadas estas ligaduras vivientes (minutos después de la salida de la placenta) el útero queda mucho más pequeño que antes del parto pero aún mucho más grande que su tamaño habitual. La disminución del tamaño del útero se llama involución y se da gracias a contracciones postparto llamadas entuertos.

Los entuertos no suelen notarse con el primer parto, de ahí que sean la sorpresa del segundo 🙂 A partir del segundo parto, el útero debe contraerse con más intensidad para involucionar, por lo que se notan más las contracciones.

Si das el pecho se notan sobretodo al comer el bebé porque se libera una hormona, la oxitocina, que es útil tanto para la salida de la leche como para la involución del útero. En caso de dar biberón son contracciones más aleatorias.

Pueden doler bastante pero los analgésicos no siempre son útiles. A nivel personal una buena amiga me dijo que me pusiera un peso (como un kilo de arroz; en el hospital lo sustituí por un paquete grande de toallitas) al dar el pecho y me fue bastante bien. En la práctica diaria se lo recomiendo a las mamás y les suele mejorar. También hay quien prefiere apretarse levemente al notar el entuerto.

El primer día es el que más se nota, el segundo ya son más espaciados y a partir del tercero ya prácticamente no los sentirás.

A más partos, más entuertos. Si tienes un bebé muy grande, gemelos, polihidramnio… Cualquier situación que haga que tu útero sea más grande de lo habitual puede que los entuertos sean un poco más difíciles de llevar.

¡Algo diferente tenía que traer el segundo! 🙂

 

Fotos: Lenamakelessnoise

Acerca de Elisabet 60 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*