La menstruación y cómo explicarla a las niñas pequeñas

Este artículo también está disponible en: Catalán

Hoy (como casi todos los días) también es un día internacional para conmemorar algo 🙂 El 28 de mayo es el día internacional de la higiene menstrual. Y debo reconoceros que, después de tantos años en el mundo menstruando, y unos cuantos metida en el mundo obstétrico, no tenía conocimiento de este día.

Aprovechando la ocasión he pensado dar unas pinceladas sobre la menstruación: un recordatorio de lo que es, de lo que NO es y de cómo la entienden mis hijas pequeñas.

El ciclo menstrual es inherente a la mujer. Según la Organización Mundial de la Salud la media de la menarquia (primera menstruación) es sobre los 14 años aunque es normal entre los 10 y los 16; la variedad puede darse a diferentes factores pero nos dicen que la malnutrición retrasa esta fecha 🙁

¿Por qué un ciclo menstrual puede variar tanto en cuanto a los días de duración?

Como seguro que sabes, la duración del ciclo menstrual es muy variable (la normalidad está entre 21 y 35 días), pero ¿qué es lo que varía en realidad? Curiosamente el tiempo que varía es entre que se ha acabado la menstruación y se ovula, dicho de otra manera: siempre se ovula 14 días antes de tener la regla. Por lo que sabrás cuando has ovulado a posteriori 🙂

Como puedes ver en el gráfico más abajo, hay dos fases principales durante un ciclo:

  • Fase folicular: desde el día 1 del sangrado hasta la ovulación. Esta fase puede variar en duración y el objetivo es que el ovario se prepare para la ovulación.
  • Fase lutea: desde la ovulación hasta el primer día de sangrado. Siempre dura 14 días y el objetivo es que el endometrio (mucosa interna del útero) se prepare para la implantación de un óvulo fecundado.

El endometrio crece durante la fase lútea, se prepara para “anidar” a un óvulo fecundado. Cuando no se da dicha implantación, el endometrio se descama y aparece el sangrado vaginal: la regla o menstruación. Visto de esta manera… ¡¡Es un trabajazo lo que hace nuestro útero cada ciclo!! Repito: cada ciclo (y no cada mes), porque ahora ya tenemos clarísimo que lo de la exactitud de los 28 días es para los relojes suizos, no para mujeres.

Cómo explicar la menstruación a niñas pequeñas

Con nuestras niñas, la menstruación no es un tema tabú en ningún caso. Hace unos pocos meses en un encuentro con unos amigos nuestra pequeña informó a los presentes que “hoy, la mama está sangrando” mientras hacíamos el vermut 🙂

Lo cierto es que no le hemos dedicado a la menstruación ninguna charla ni nada por el estilo, sorprendentemente no tengo ninguna recomendación de libro para hacerte 😀 (pero sí para otros temas del embarazo y postparto, echa un vistazo).

En nuestro caso vamos explicando cuando ellas preguntan la información que pueden asumir. Para la menstruación, la ocasión surge en las innumerables veces que me acompañan al baño o que se abre la puerta por sorpresa. A modo orientativo y, sin ánimo de que sea una verdad inamovible, te explico qué saben ellas sobre el tema de la menstruación:

  • Nuestra mayor de seis años conoce un pincelada del ciclo menstrual, es decir: sabe que es cíclico y fisiológico, conoce la copa menstrual, sabe que no estoy embaraza si tengo la regla, sabe que ella también menstruará cuando tenga la edad y que cuando yo me haga mayor ya no menstruaré.
  • Nuestra pequeña de tres años sabe que a veces la mama menstrúa (ella dice que sangro) y que no me pasa nada malo, conoce la copa menstrual y le encantan las compresas de tela con florecitas 🙂

Toda esta información ha sido fruto de momentos sueltos en el tiempo y conversaciones espontáneas.

Alternativas ecológicas:  copa menstrual y salvaslips de tela

Por último, quiero hablarte dispositivos disponibles y recomendarte los que yo utilizo. Actualmente utilizo la copa menstrual Enna.  A mí (y a otras amigas) me va bien pero hay diferentes opciones en el mercado así que para gustos los colores.

Personalmente, cambié a la copa porque: es más natural, más cómodo, más económico y más ecológico (ya sabes que estamos a tope con esto de reducir plástico y residuos). ¡Y desde que uso la copa menstrual estoy super contenta! Se puede comprar en algunas farmacias o por internet. ¡Lanzaos! 🙂 Es fácil de colocar (y de hecho Enna vende también un aplicador por si lo preferís así), es muy cómoda y veréis como aguanta muy bien el sangrado durante horas.

También soy habitual de los salvaslips de tela para proteger mis braguitas de algún escape. Son reutilizables También los podéis encontrar en farmacias y en internet.

Si todavía no estáis en el punto de cambiar a la copa menstrual, y preferís seguir usando compresas, tened en cuenta que podéis usar las compresas de tela, que son ecológicas y pueden lavarse. Antes para la noche las utilizaba y las encontraba muy cómodas. Pero ya os digo que desde que uso la copa menstrual,  no me hacen tanta falta: utilizo la copa y aguanta toda la noche del tirón sin necesidad de otras compresas.

Quiero acabar este post haciendo una pequeña reflexión que también le hice a nuestra hija mayor:Qué suerte vivir en un lugar donde la menstruación es sólo tan tabú una misma quiera, además de tener acceso libre a una gran variedad de dispositivos higiénicos. No en todos los rincones del mundo es así”.

Y en tu casa… ¿Cómo lo vivís?

Acerca de Elisabet 200 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona. Si quieres estar informado de los eventos y actividades para familias con niños en Catalunya, haz click aquí para apuntarte a nuestra newsletter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.