¿Comemos fuera? Consejos y recomendaciones de restaurantes en Barcelona para ir con niños

Este artículo también está disponible en: Catalán

Salir a comer (y digo comer porque cenar ya es un nivel más) con niños a un restaurante puede ser un rato divertido o convertirse en toda una odisea.

Hablando con una familia me comentaron que ellos no salieron hasta que su hijo tenía un par de añitos y con mucha reticencia. Me sorprendió mucho y estuvimos hablando un rato de los “trucos” que tenemos en casa a la hora de ir a comer fuera con niños. Luego, al final del post, os dejo nuestros restaurantes recomendados cerca de Barcelona para ir en familia, con niños. 

CUANDO SON BEBÉS: A CENAR CON EL COCHECITO O EL FULAR

Cuando son bebés pequeños, el cochecito suele estar bien pegado a la mesa para estar pendientes de ellos. Pero si tu niño es de los que no le gusta estar estirado solo en el capazo no pasa nada: un fular y todos comiendo tan tranquilos.

Consejo: ¡tápale la cabecita con la servilleta! Una vez tuvimos que limpiar el pelo de una de las niñas de boloñesa… Aprendimos que está bien cubrir la cabeza haciendo una pequeña capucha con la servilleta para evitar accidentes con las salsas 😉

CUANDO YA COMEN EN LA MESA: SED LOS PRIMEROS

Cuando ya comen, empieza una nueva etapa en los restaurantes. Intentar llegar de los primeros al lugar es buena idea, al haber menos gente los camareros pueden estar más por cada mesa y la comida suele ir más rápido por lo que todos más tranquilos.

También es importante reservar previamente porque lidiar con niños hambrientos sin nada que darles de comer es muy duro.

ASEGÚRATE DE TENER TRONA

Para el bebé mayorcito una trona es vital para estar a una altura que le permita participar en la mesa y comer, si el restaurante no tiene asegúrate de llevar una trona portátil. Hay muchos modelos para escoger. Mi consejo: que sea fácil de limpiar 🙂

Os dejo algunas ideas (fáciles de limpiar):

No nos olvidemos que la mejor trona serán las piernas, si el bebé se quiere sentar en la falda de mamá o papá tampoco es un drama. Está en un lugar extraño y, seguramente, con gente alrededor que no conoce que puede que incluso le hable o le toque (con buena intención pero poniéndolo aún más nervioso).

¿Y QUÉ COMEMOS EN EL RESTAURANTE?

Ya estamos sentados en una sala medio vacía con nuestro niño a la altura de la mesa, toca escoger menú. Como te comentamos en otro post cada familia se organiza las comidas como quiere/puede y en este punto es mejor seguir su dieta habitual, es decir, si es un niño que come triturados pues hoy también, si come sólidos pues hoy también… Quizá no sea el mejor día para introducir un alimento nuevo o para darle precisamente lo que no le gusta: hoy es un día para comer TODOS tan tranquilamente como sea posible.

LAVAR LAS MANOS POR MUCHAS RAZONES

Nuestro plan al sentarnos en una mesa en el restaurante siempre suele ser el mismo: llegan las cartas, pedimos nuestros platos y vamos al lavabo a lavar manos ¿por qué? Porque así le damos tiempo a los camareros para que traigan el pan (uno de los mayores aliados en las comidas con niños pequeños) y nos movemos un poco antes de empezar la comida.

Al volver a la mesa y hasta que llegan los platos nos dedicamos a hacer juegos sencillos como cu-cu tras con la servilleta, apilar las manos, explicar cuentos, acabar frases…

Con la comida en la mesa suele ser todo más fácil; si no es el caso y hoy no come lo habitual pues tampoco pasa nada… Seguramente cenará más 🙂

JUGUETES EN LA BOLSA

Para cuando ellas ya han acabado y nosotros aún no, siempre llevamos a los restaurantes la bolsa de juguetes. Es una bolsa exclusivamente para restaurantes (esos juguetes no salen en casa, así hace más gracia cuando los ven) y contiene juguetes pequeños que pueden utilizarse en la mesa de un restaurante sin causar molestias.

Os dejo algunas ideas:

Básicamente son juguetes no ruidosos y pequeños que les gusten. Aún con juguetes no podemos esperar que se estén callados y que no reclamen nada de atención, en nuestro caso las sobremesas se han acortado desde que tenemos niñas o se hace la sobremesa algún parque cercano mientras ellas juegan.

RECOMENDACIONES DE RESTAURANTES CERCA DE BARCELONA PARA IR CON NIÑOS

Otra opción son los restaurantes que  tienen un lugar o una actividad especialmente pensada para los peques de la casa. No es imprescindible pero es un punto a favor en la búsqueda de lugar para comer. Os dejo algunas recomendaciones de restaurantes en Barcelona para ir con niños.

Nosotros hemos probado en Barcelona una arrocería donde comimos muy bien y resultó que un fantástico payaso nos amenizó la sobremesa con magia y preciosas pinturas de cara, ¡un saludo a Coco! (cuando llaméis para reservar, preguntad los días que está).

Otro fantástico lugar si os apetece sushi es este buen restaurante japonés Double Zeroo con espacio infantil para la sobremesa y con menús (de sushi) pensados para los niños.

Otro restaurante genial para ir con niños está en las afueras de Barcelona: es el Vinya Grill Sabadell. Una buena opción para pasar el día fuera porque tienen todo tipo de actividades, paseos en poni, inflables, animales domésticos y la comida está buenísima. Leed aquí nuestra experiencia.

En Vilassar de Dalt (Maresme) tenéis un restaurante que parece una casita de muñecas y que seguro les encantará a los pequeños. Se llama La Caseta, tiene espacio fuera para jugar y juegos dentro. Pero ojo que hay pocas mesas; así que mejor si vais en petit comité. 

Por último, un restaurante tradicional con comida casera y mucha carne a la barbacoa. Situado también en las afueras de Bracelona, en el pueblo de Premià de Mar (Maresme): restaurant El Paller. Tienen una cama elástica enorme, patio, tortugas, gallinas… Y es unrestaurante habitual para familias con niños. Está cerca de la playa y de un parque infantil.

CONSEJOS FINALES

  • Mucha tranquilidad. Como siempre, con niños todo tranquilo y sin estrés. ¿Hoy no quieres comer croquetas aunque yo sé que te gustan mucho? Pues nada, al tupper y para cenar.
  • Expectativas realistas. Los niños no pueden estar una hora de sobremesa mirando como hablamos los adultos, no somos tan interesantes 🙂
  • Organización. Tener reserva y llegar pronto son puntos importantes a valorar, sobre todo en las primeras salidas a restaurante.
  • Estar a la altura de la mesa y tener cubiertos de su tamaño. Puede usar los de postre, suele ayudar a que esté más a gusto.

¿Que más trucos tenéis? ¿Conocéis otro restaurante cerca de Barcelona para ir con niños?

Acerca de Elisabet 135 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.