Fin de semana en el valle de Camprodon (Pirineo catalán) con niños

Este artículo también está disponible en: Catalán

Los Reyes Magos saben lo mucho que nos gusta viajar así que este año nos regalaron una escapada familiar (con abuelos, tíos y familia política incluida) al valle de Camprodon, en el Pirineo Catalán 🙂

Ha sido un fin de semana ESTUPENDO, en mayúsculas. (lo único que nos ha fallado un poco ha sido el tiempo; el domingo llovió sin parar y no nos dejó margen para hacer demasiado…). Pero al mal tiempo buena cara, hemos hecho grandes descubrimientos de lugares fantásticos para ir con niños.

Si también estáis pensando en visitar la zona de Camprodon y vais con niños, seguid leyendo. Os cuento nuestras recomendaciones y descubrimientos a partir de nuestra experiencia.

Hotel La Coma en Setcases

Empiezo por el hotel, que fue uno de los mayores aciertos del fin de semana (estos Reyes Magos saben elegir bien!). Nos alojamos en el Hotel La Coma del pueblo de Setcases, a 10 min en coche de Camprodon.

Setcases es un pueblo chiquitín, precioso, bien cuidado, con casas de piedra y balcones de flores en verano. Un lugar tranquilo a medio camino entre Camprodon y Vallter. Un pueblo por el que merece la pena pasear un rato. No os perdáis el colmado del pueblo, Ca La Núria; ¡de lo más auténtico!

Allí en Setcases está el hotel familiar La Coma. Hemos estado de fábula! Es uno de esos hoteles regentados por una familia y se nota que le han puesto mucho cariño porque el todo está cuidado al máximo detalle y el servicio es excelente. ¡Nos hemos sentido taaaan a gusto! Nuestra hija estuvo también tan bien que siempre buscaba a Carme, la propietaria del hotel, para hablar con ella y socializar 🙂 Y cuando los peques están bien fuera de casa, los adultos estamos mejor.

Hotel La Coma es un hotel ideal para ir con niños, porque tiene todo tipo de comodidades para las familias. Tienen varias salas comunes (una incluso con billar y mesas de juego), tienen una zona de spa con piscina y jacuzzi, un jardín enoooorme para correr (con columpios, casita de madera, tobogán de dos plazas…), tienen también un pequeño campo de golf y por supuesto tienen cunas y tronas a disposición de los clientes.

Otra de las cosas que nos encantaron y por las que recomendaríamos este hotel con los ojos cerrados es el desayuno y la cena. Hacía tiempo que no tomábamos un desayuno tan rico: casero, con productos de calidad, muy variado y “típicamente catalán” con embutidos buenísimos de la zona. Y de la cena… qué deciros?!, todos quedamos encantados: las croquetas, la hamburguesa, la sopa casera de toda la vida… Todo estaba riquísimo y son bastante rápidos sirviendo, lo que ayudó a que los niños aguantaran bien en la mesa. Sin duda, la media pensión (cena + desayuno) merece MUCHO la pena.  

Estuvimos en una habitación cuádruple fabulosa y muy espaciosa, con dos estancias y el lavabo en medio. Ahora que somos 4 se agradece el espacio cuando vamos de hotel. El hotel se ha reformado hace poco y nos pareció realmente muy acogedor y cálido. Podéis ver precios y disponibilidad aquí.

Si tenéis perro también podéis llevároslo al hotel La Coma porque aceptan mascotas. Las habitaciones para mascotas están en la planta baja, con acceso directo al coche y con una pequeña terraza.

Animales Salvajes en el Molló Parc

El sábado por la mañana fuimos a Molló Parc, un parque de animales salvajes típicos del Pirineo. No es un zoo, sino más bien un parque en el que podréis ver de cerca animales salvajes en su hábitat habitual. (obviamente hay vallas para que no sea peligroso pero los animales tienen bastante espacio).

Nos encantó a todos, pequeños y mayores. Pudimos ver de muy cerca osos, nutrias, renos, cabras salvajes, un lince, lobos, jabalíes, marmotas, ciervos… Absolutamente recomendable! También hay una zona con animales de granja y podréis dar de comer a las cabras si os apetece.

Aspectos logísticos/prácticos: El parque se visita andando, en unas 2h aproximadamente. A medio camino hay una zona de picnic con columpios; llevar bocadillos o algo para picar es una buena idea. En ese punto encontraréis también lavabos y máquinas de vending para comprar snacks y bebidas. El carro/cochecito es poco práctico; mejor ir con mochila porta-bebés. Hay algunas subidas/bajadas pero es fácil. El precio de la entrada (en 2018) es de 15€ los adultos y 11€ los niños. Descuentos para jubilados y familias numerosas.

Tirolinas en el Molló Parc Aventura

Si os da tiempo, una buena opción es hacer los animales de Molló Parc por la mañana y el Molló Parc Aventura por la tarde. Se trata de un bosque vertical, de esos en los que te cuelgas por los árboles y pasando de un lado al otro con tirolinas, puentes y cuerdas) . Está situado dentro del mismo Molló Parc (cerca del Lince para ser exactos 😉 ).  Hay varios niveles de dificultad y la edad mínima para el primer nivel es de 2 años.

A nosotros nos quedó pendiente para una próxima vez. Esa tarde se puso a llover y, además, nuestra hija al subir al coche después de comer, quedó frita (y durmió hasta las 18.30; tanto andar y tanta emoción de ver animales la dejaron K.O).

Tocar nieve en la Estación de esquí Vallter 2000

Setcases está a media hora de la estación de esquí de Vallter 2000. Nuestra idea era subir el domingo por la mañana a esquiar (los adultos) y/o tocar nieve y bajar en trineo (los niños y demás que no quisieran esquiar). Pero el mal tiempo nos fastidió el plan. Subimos en coche hasta donde la nevada nos dejó y allí “tocamos nieve” y volvimos a bajar a Setcases.

Restaurantes cerca de Setcases y Camprodon para ir con niños

Restaurant Les Planes d'Espinavell
Restaurant Les Planes, d’Espinavell
  • Restaurant Les Planes, en Espinavell. Muy cerca del Molló Parc está Espinavell (5-10 min en coche). Allí encontraréis el restaurante Les Planes — ES PEC TA CU LAR ! Nos encantó. No solo nos trataron fenomenal, sino que además la comida estaba riquísima. Menú casero con muchas opciones, 17€. Un saludo a los camareros que dejaron que pagara yo (y no mi padre) y en especial a la camarera que se puso debajo de la mesa para preguntar a los peques qué querían de postres 😉 Un detalle que nos robó el corazón a los mayores <3
  • Restaurant L’Escon, en Llanars. L’Escon es un restaurante más sencillo, pero muy espacioso, ideal para grandes grupos. También nos encantó el trato recibido y a nuestra hija le gustó que les dieran una piruleta al final de la comida. Menú almuerzo en domingo, 16€. Tienen menú infantil y tronas.
  • Can Jan, en Camprodon. Nuestro favorito en Camprodon. Es un restaurante pequeño, muy acogedor y con un menú muy bueno de relación calidad-precio. Un restaurante tranquilo, de pocas mesas; mejor reservad. Está al lado del puente de piedra de Camprodon, en pleno centro.
  • Can Prodon, en Camprodon. Delante de Can Jan está la creperia-cafetería Can Prodon. Hemos ido varias veces y nos encanta. Super recomendable para una merienda o una comida ligera.
  • Mas Repuntxó, entre Sant Joan de les Abadesses y St Pau de Segúries. Nos lo recomendaron en el hotel La Coma pero ese domingo estaba ya lleno. Parece que es un restaurante de comida catalana muy conocido en la comarca y donde van muchas familias con niños.

 

Acerca de Roser 121 Articles
¡Hola soy Roser! Mamá de una niña preciosa y muy movida, nacida en agosto 2015; y de un niño guapísimo y valiente nacido en octubre 2017. Antes estaba "sempre viaggiando" y ahora estoy siempre jugando, cantando y saltando. Llevo 10 años como blogger de viajes y vivo en Olot, Girona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.