Ruta por Paris con niños

louvre con niños

Estuvimos 4 días en Paris para Semana Santa después de haber estado en Disneyland (Eurodisney) los 4 días anteriores. Si como nosotros vais a visitar París con niños y buscáis ideas de lo que visitar, lo que ver o la ruta que podéis seguir, seguid leyendo!

Aviso al lector: París es una de las ciudades que mejor conocemos. Arnau y yo vivimos allí cuando teníamos 23 años durante medio año. Y luego hemos vuelto varias veces, hemos dejado de contarlas. ¿10 veces quizás? Os lo cuento porque en estos 4 días en París no teníamos esa “urgencia” por verlo todo porque ya lo habíamos visto 🙂 Nuestro objetivo era mostrar un poco de París a nuestros hijos, paseando por nuestros lugares favoritos y viendo cosas que creíamos les podían despertar interés. París es MUY grande y hay que elegir bien qué vais a hacer para no acabar hyper cansados.

Aviso nº2: En este viaje a París mis hijos tenían 6 y 4 años, y los planes que os comentaré están adaptados totalmente a estas edades 🙂 Estuvimos en París con nuestra mayor cuando tenía 1 año y medio y los planes era algo distintos (además que era fin de año y hacía mucho frío). Si os interesa saber qué visitar en París con un bebé mejor que leáis ese otro artículo 🙂 Y, del mismo modo, si vuestros hijos son (pre)-adolescentes, quizás mis planes les parezcan aburridos y seguramente podáis añadir cosas más adecuadas a su edad (algún museo de su interés, planes más nocturnos, teatro en la zona de Montparnasse-Gaîté, catacumbas de París, lugares de películas…).

 

Qué ver 4 días en París con niños pequeños (de 6 y 4 años)

Como veis no es un plan repleto de cosas, pero podéis añadir más planes que os gusten. Nos faltó poder volver a la Torre Eiffel de noche pero como nos alojábamos algo lejos (en la Défense) nos dio pereza, además que a las 21h mis hijos (y nosotros) estábamos AGOTADOS.

Somos de los que nos gusta hacer 1 cosa al día, sin tener que ir de un lado al otro. Llegar y disfrutar de un lugar, pasar el día allí. También hay que avisar que entre medio estuvimos 4 días en Disneyland (día 1 en Paris + 4 días en Disney + 3 días restantes en París) así que por eso, en París ya íbamos más tranquilos, sin prisas y descansando.

 

Día 1 en París con niños: Torre Eiffel

Decidimos subir a la cima de la Torre Eiffel porque ya que íbamos mejor subir hasta arriba. El ticket cuesta unos 27€ por adulto (niños algo menos) e igual estuvimos 10 minutos arriba pero la experiencia de subir tan altos y los ascensores les gustó mucho. Cada vez que ven una Torre Eiffel de juguete o pintada, explican que ellos “subieron hasta la plataforma de arriba!!!” — y lo dicen muy orgullosos.

¿Merece la pena subir a la cima de la Torre Eiffel con niños?

Sí, primera recomendación: comprad los tickets para subir en ascensor hasta la cima (son 2 ascensores). Primero se sube al 2º piso y luego de ahí otro ascensor para la cima. Alguna gente se queda en el 2º piso. La vista allí ya es suficiente, pero subir a la cima le añade la experiencia de estar en lo alto y el ascensor que sube vertical ….tan tan tan arriba!

¿Cómo reservar los tickets para la Torre Eiffel? ¿Y qué hacer si se agotan?

Podéis reservar los tickets por la web de la Torre Eiffel pero ojo que se acaban pronto!! Hay que reservar con mucha antelación (meses). Como nosotros esperamos a la semana antes (queríamos ver que hiciera buen tiempo) y no había tickets ya, optamos por reservar un tour privado en grupo. 

Lo reservamos en la web de GetYourGuide (ya habíamos comprado algunos tours antes, en otros viajes) y el objetivo era básicamente llegar a la cima 🙂 En realidad era un tour de grupo (unas 15 personas; todos nórdicos y americanos, excepto nosotros) en el que la guía (chica joven americana viviendo en París) nos contó 4 cosas sobre la Torre Eiffel y nos guió de una cola a la otra. Y luego al subir en el ascensor, ya no subió y el grupo se desperdigó. El ticket de este tour es todavía más caro que el ticket oficial de Tour Eiffel (total: 60€/persona) pero si como nosotros os quedáis sin entradas, es una alternativa! Os lo dejo en este enlace por si queréis más información. Y aquí más tours y actividades en París.

En total, estuvimos unas 4 horas “visitando” la Torre Eiffel, aunque el 75% del tiempo fue haciendo cola xD Paciencia cuando vayáis! Hay como 2 colas de controles de seguridad y luego cola larga para subir al primer ascensor (el que va al 1r y 2º pisos).

Champs de Mars y Manège

Al bajar, lo mejor es que veáis la Torre como la ven y disfrutan los parisinos: tumbados en los CHAMPS DE MARS, que es la mega explanada verde delante de la Torre. Cuando vivimos allí solíamos ir a menudo con los amigos, hacíamos picnics y pasábamos el rato. Esta vez con los peques quisimos recordar viejos tiempos: jugamos un buen rato en los Champs de Mars, nos comimos una crêpe Nutella (hay diferentes puestos que las venden allí mismo) e incluso hubo tiempo para subir al manège (los caballitos) delante de la Torre Eiffel.

 

Día 2: ruta por el corazón de París. ¿Qué visitar con niños en el centro?

Empezamos con algo que seguro llamaría su atención: el aparador de la tienda de ratas que sale en la película RATATOUILLE. Vimos la película los días antes y les explicamos que esa tienda existía de verdad. Así que empezamos bajando en CHATELET y viendo la tienda. Se llama Julien AUROUZE y está en la calle: Rue des Halles, 8.

aurouze ratatouille ratas paris tienda

Seguimos andando por la orilla del Sena, viendo sus puentes, hasta llegar al PONT DES ARS. Buscábamos los famosos candados pero …. Oh! Los han quitado! Lástima. Por si no sabéis la historia: este Puente peatonal de madera, que se encuentra entre el Louvre y la Academia Francesa, se hizo famoso por la cantidad de “candados del amor” que colgaban en él. Los enamorados escribían su nombre y lo ataban al puente. Ahora el puente tiene cristales a los lados y ya no se pueden colgar candados (alguno hay en las farolas…). No encontramos candados amorosos pero sí juegos de agua para hacer burbujas 🙂

pont des ars burbujas

Después, entramos al PALACIO DEL LOUVRE para pasear por el exterior y ver la famosa pirámide que sale en la serie de dibujos LADYBUG. No entramos en el museo. Como era ya mediodía, cruzamos la calle y llegamos al JARDÍN DES TULLEIRIES y allí buscamos un rinconcito e hicimos un picnic tan francés! 🙂 Si hace buen tiempo, un picnic en Tulleries es una idea fabulosa, así que pensad en llevaros para comer fuera.

Después jugamos un poco por los mini laberintos que hay en Tulleries y con fuerzas renovadas seguimos hacia el BARRIO LATINO (QUARTIER LATIN) atravesando las calles de las galerías de arte de Saint Germain. En el Barrio Latino hicimos parada en una de nuestras calles favoritas: RUE DE BUCI, donde está la heladería AMORINO que hace helados con forma de rosas. Un helado, un café y un pipí. Necesidades básicas cubiertas, seguimos! Otro consejo en esa calle: delante de Amorino, haciendo esquina en una callejuela, hay una copistería muy cuqui donde compramos varios de nuestros souvenirs de París, incluyendo cosas del Principito (Petit Prince).

En cinco minutos estábamos en la puerta de los JARDINES DE LUXEMBURGO, uno de nuestros lugares favoritos de París. Ahí buscábamos los pequeños barquitos de vela (“Petits Bateaux“) que se alquilan para hacer navegar en el lago pero esa tarde no había barcos ni nadie organizándolo :/ Lástima! Por si vais vosotros, en principio, se pueden alquilar barquitos durante media hora (4€). Todas las tardes. En cualquier caso, fue una tarde chula para descansar y hacer como los parisinos. Los peques disfrutaron jugando en la arena con un chaval parisino de su edad que les dejó dinosaurios (en catalán, en francés y en cualquier idioma, los dinosaurios hacen “GRRR!!”).

jardines luxemburgo niños

 

Delante del Jardín de Luxemburgo, subimos a un autobús que nos llevó rápidamente hasta la Fuente de Saint Michel. Allí, bajamos y vimos NOTRE DAME de lejos …y de cerca luego 🙂 Pero como está en reconstrucción solo pudimos ver las torres que salen en la película del JOROBADO DE NOTRE DAME (peli que también vimos unos días antes). Por fuera, han puesto un muro lleno de cómics e historietas de cómo se está reconstruyendo la catedral. Fue muy interesante!

De vuelta a casa, aprovechamos para pasar por el HOTEL DE VILLE (ayuntamiento) donde hay las anillas de LOS JUEGOS OLÍMPICOS (París 2024) y aprovechamos para hablar del tema, aunque ya cansadísimos. Y de allí, metro ….y para casa nuestra casa!

 

Día 3 en París: Montmartre

Nuestro tercer día de visita a París ya era el 8º del viaje (sumando Eurodisney) así que íbamos algo cansados y, por eso, para visitar MONTMARTRE nos lo tomamos con calma. Hay mucho más de lo que os comentaré, pero lo básico es lo siguiente:

Ir en metro hasta ABESSES y allí mismo dentro de un parque está el MURO DEL JE T’AIME: una pared azul con la frase “te quiero” en todos los idiomas del mundo (también en catalán o euskera!).

Después andamos hacia el Sacré Coeur. El problema es que iréis de subida, con lo cual en algún momento tendréis que hacer sí o sí las escaleras hacia arriba. Eso hicimos nosotros. Llegamos a la PLAZA DEL TERTRE (llenísima de gente) y escapamos corriendo al SACRÉ COEUR, también llenísimo. Delante del Sacré Coeur sí que hay una valla llena absolutamente de candados (todos los que no están en el Pont Des Ars! jaja). Nosotros aprovechamos para jugar un rato (al UNO) tumbados en el césped del Sacré Coeur. Justo debajo hay una plaza con un parque infantil muy chulo.

 

 

Día 4 en París: visitar el museo Pompidou con niños – un juego en familia muy chulo!

El último día queríamos enseñarles un poco el lado artístico de París. A mí me encanta el MUSEO POMPIDOU (BEAUBOURG): me gustan el edificio, la zona y los cuadros modernos del interior.

Al reservar los tickets en la página web del museo, descubrimos que había un ticket familiar con acceso a la “GALERIE DES ENFANTS” y una “sorpresa” para los niños…  así que no dudamos en ir directos a pasar medio día! 🙂 El ticket familiar son 25€ (total para 5 personas).

¿Cómo es la Galerie des Enfants del Pompidou?

Con acceso exclusivo para los que tienen ticket familiar, es una zona artística para los niños. Van cambiando la exposición, que dura varios meses. Suelen ser cosas para que los niños jueguen, toquen, experimenten, interactúen con el arte… Cuando fuimos en 2022 había una exposición chulísima del artista francés CASTELBAJAC. Era una expo muy interactiva, con los símbolos e iconos como protagonistas. ¡Juego libre y artístico a tope! Se llama le peuple de demain (el pueblo/la gente de mañana).

¿En qué consiste el juego familiar del museo Pompidou?

Como decía, para las familias, el museo Pompidou tiene preparado un “regalo” a los niños. Pedidlo en la recepción. Os darán gratis una baraja de cartas por cada niño. Es una baraja con 2 juegos opcionales y bien divertidos para descubrir el arte y el museo a los más pequeños. Eso sí, está en francés 😛

pompidou con niños juego visitar museo

Consiste en qué hay unas 8-10 cartas de la colección de arte moderno y 8 de la colección contemporánea. Tenéis que elegir uno de los dos circuitos (o hacer uno y luego el otro; en nuestro caso con niños pequeños un juego fue más que suficiente).

En cada una de las cartas os envían a encontrar/descubrir un cuadro específico e interesante (alguno de los destacados), con lo cual con el juego los niños verán seguro unos 8 cuadros de la colección. Os dicen en qué sala está y os muestran un detalle del cuadro; los niños tendrán que fijarse para encontrarlo, pero son muy fáciles.

Una vez encontrado, en la carta tenéis 2 preguntas: una pregunta de Acción y otra de Verdad. Las preguntas son muy sencillas, por ejemplo: delante de un cuadro que representa a dos luchadores la pregunta de acción era: “¿qué poderes tienen los luchadores y cuál crees que ganará?” y la de acción: “¿qué super poder te gustaría tener?”. Otro ejemplo: una escultura de cosas recicladas, en la pregunta de Acción, les piden que digan: “con qué materiales reciclados/reusados harían ellos una escultura“.

Además, hay unas cartas “joker” (comodín) por si quieren saltarse una pregunta o hacer más de la cuenta 🙂

Es simplemente una forma entretenida de visitar la colección, mientras descubren algunos artistas famosos (Kandinsky, Miró, Picasso, Delauney…) y a la vez se interesan por el arte. Nos pareció absolutamente genial! 🙂

Al salir, comimos delante del museo. Dos restaurantes que recomendamos (los hemos probado los dos): el café braserie Le Cavalieu Bleu y el Happy Day Dinner (restaurante americano con hamburguesas y patatas). En el propio museo también hay un bar-cafeteria pero lo que tenían no les apetecía (son cosas frías: bocadillos, quiche de verduras, lasaña de verduras…).

 

Dónde dormir en París con niños: ni hotel ni alquiler… intercambio de casa! 😀

En nuestro anterior artículo os contábamos que fuimos a París en tren nocturno.

En cuanto a alojamiento, hicimos un intercambio de casa! Y por eso, las 4 noches en París nos salieron gratis 🙂 Es una fórmula que os recomendamos absolutamente! Hacemos intercambios desde 2012 y para viajar con niños es absolutamente GENIAL porque no solo te ahorras un dineral (los airbnb están por las nubes!!) sino que además tienes una casa/piso entero para vosotros, y es como si estuvierais en casa (pero en Paris!). Y eso de “estar en casa” cuando vas con niños es imprescindible para seguir unas rutinas y que algunos días sean “normales” de estarse en casa, jugando, en pijama, ver la tele… y recuperar energía; que esto de hacer turismo es agotador!

Por qué nos encanta hacer intercambios de casa

  • Tienes una cocina super equipada 🙂
  • Juguetes, cuentos y juegos, como los hay en casa. Si además la otra familia tiene niños de la misma edad que los tuyos ya es BINGO absoluto!!! Porque los juguetes son ideales. En el hotel de Disney mis hijos preguntaron “mamá, por qué en este hotel no hay juguetes? qué rollo!” jajajaj Dan por sentado que allá donde vamos hay juguetes y cuentos de los otros niños del intercambio de casa.
  • Hay tele, sofá, bañera, comedor, varias habitaciones… Igual que en casa.
  • Se pueden seguir las rutinas familias, siestas, ritmos distintos… e incluso si un día estamos cansados o llueve, nos quedamos “en casa”.
  • Obviamente: por el ahorro económico. Si nos ahorramos el hotel / alquiler, podemos permitirnos subir a la Torre Eiffel y comer fuera en restaurante si nos apetece.
  • Más cosas que nos gustan de los intercambios para familias con niños

Intercambiamos con una familia (de hijos ya adultos) que no estaban en la casa esa semana. Estaban fuera y tenían su pisazo (con vistas) en la zona de la Defense libre y disponible para alojar invitados. Les escribimos 3 meses antes, nos presentamos y nos aceptaron en su casa como invitados 🙂 Como ellos no estaban interesados en venir a nuestra casa en Olot (Catalunya), les dimos puntos (GuestPoints) y ellos con esos puntos se irán a otra casa de la comunidad HomeExchange cuando quieran.

Antes de nuestra llegada y durante nuestra estancia, hablamos bastante con ellos por whatsapp y nos intercambiamos regalos (nosotros les llevamos cosas de comer tipicas de aqui y ellos nos dejaron bombones y cava francés). No llegamos a verles en persona pero vivir en su piso durante unos días con sus fotos y cosas personales fue como si les conociéramos 🙂 Además, su vecino nos esperó para entregar las llaves y darnos la bienvenida.

Si os apetece ver cómo funcionan los intercambios de casa y ver si podríais llegar a organizar uno con vuestra familia, entrad en HomeExchange. Crear una cuenta y buscar un intercambio (hablando con otros miembros) es totalmente gratis. Solo pagaréis la cuota anual (149€/año) una vez hayáis encontrado el intercambio con otra familia 🙂

¿Cómo es alojarse en la Défense? 

Obviamente, al principio buscábamos un intercambio de casa más por el centro de París, pero al no tener ellos vacaciones en esa semana resultó imposible encontrarlo. Por eso, ampliamos nuestra búsqueda y dimos con ese super piso en la Défense.

La verdad es que LA DEFENSE nos pareció una zona mucho mejor de lo que esperábamos. Está super bien conectada en RER A (rojo, mismo que Disney, lo cual fue SUPER práctico para ir y volver en una hora) y con metro 1 línea amarilla (el “metro turístico” que para en las principales estaciones turísticas).

Es cierto que es una zona más residencial y de negocios y por la tarde está algo más vacía… Por eso tuvo sus puntos buenos y no-tan-buenos que te cuento en caso de qué estés pensando en un alojamiento cerca de la Défense:

  • Buenos: el centro de París estaba lleno de gente, tráfico… Volver a “casa” por la tarde era una delicia. Era como volver a un pueblo al lado de París. Está super bien conectados. Tanto el RER y el metro aquí tienen escaleras mecánicas, algo que no ocurre en el centro de París.
  • No tan buenos: que una vez llegábamos a casa, ya no volvíamos. El trayecto en RER era nada, 15 min (más 10 min más andando desde casa a la estación) pero nos parecía que estábamos ya tan alejados que ya no regresábamos. Por eso, nos perdimos la torre Eiffel iluminada de noche. Nos perdimos la opción de poder pasear de noche por París (pero mis peques tampoco lo necesitaban después de un día largo fuera; estaban deseando jugar, ver una peli y cenar en casa).

 

 

 

Acerca de Roser 210 Articles
¡Hola soy Roser! Mamá de una niña preciosa y muy movida, nacida en agosto 2015; y de un niño guapísimo y valiente nacido en octubre 2017. Antes estaba "sempre viaggiando" y ahora estoy siempre jugando, cantando y saltando. Llevo 10 años como blogger de viajes y vivo en Olot, Girona. Si quieres estar informado de los eventos y actividades para familias con niños en Catalunya, haz click aquí para apuntarte a nuestra newsletter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.