25 preguntas y respuestas sobre el intercambio de casas

intercambio de casa en la Toscana
intercambio de casa en la Toscana

Este artículo también está disponible en: Catalán

Imagina una casa con carácter, preciosa, donde hay marcos de fotos de otra familia con niños como los tuyos; podéis estar tantos días como quieras; estaréis anchos porque hay varias habitaciones -una para cada niño; tenéis juguetes, todos los trastos de la bañera, cuentos y libros, televisión, incluso quizás consola de videojuegos, internet rápido; y también os dejan trona, hamaquita y cuna de bebé si lo necesitáis. Te sale gratis. ¿Condición? Que prestes tú también tu casa a esta familia a cambio 🙂

Llevo ya seis años haciendo intercambios de casa durante las vacaciones. ¿Por qué lo hago? Porque es una forma fabulosa de viajar que me permite tener una casa con todas las comodidades, conocer gente, integrarme mucho más en la cultura de un país y ahorrarme un dineral en cada viaje (entre alojamiento, comidas, alquiler de coche…). ¡Y cuando viajas con niños, es estupendo! 🙂

15 intercambios me avalan y tras hablar con mucha gente acerca de sus miedos e inquietudes a la hora de realizar un intercambio de casa, aquí va un recopilatorio de las 25 preguntas más habituales con las que me encuentro

Este es mi mapa de intercambios

¿Qué es el intercambio de casas?

Tú estás en mi casa y yo en la tuya. Un intercambio de casas por un periodo determinado (una , dos o tres semanas, por ejemplo) durante las vacaciones. Nos intercambiamos el alojamiento y no pagamos  nada por ello. No es un alquiler, no hay transacción económica. Aceptamos de mutuo acuerdo dejarnos las respectivas casas durante el tiempo acordado para vivir en ellas durante las vacaciones.

¿Es seguro?

Sí, si se hace usando una web especializada, en la que haya garantías. Las webs controlan qué gente se registra y piden pasar una serie de validaciones a la hora de crear un perfil en la comunidad. Además, puedes ver opiniones de otros viajeros que han intercambiado con ellos, ver dónde han viajado, etc.

¿Cuál es la mejor web para organizar un intercambio de casa?

Mi recomendación es HomeExchange.com (intercambiocasas.com) o GuestToGuest.com, Hace cinco años que trabajo para ellos. Pero es importante recalcar que antes de trabajar para ellos, ya hacía intercambios con HomeExchange.com 🙂

Las diferencias entre una web y otra son pocas. la principal es que GuestToGuest es gratuita (modelo freemiun: pagaréis por los extras: seguro, cancelación, etc), y HomeExchange es de pago anual (130€ al año, viajes ilimitados).

Otra diferencia es que en GuestToGuest hay sistema de puntos que os permiten hacer un primer intercambio fácilmente donde queráis, sin necesidad que esa persona venga a vuestra casa (le daréis puntos con los cuales ellos se irán a otro destino/casa). En cambio, en HomeExchange.com hay más sentimiento de comunidad de intercambio recíproco.

Optad por HomeExchange.com si queréis hacer un viaje a Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda… Allí es la web que más triunfa. En cambio, si tenéis un piso normalillo en un lugar poco turístico, os será más fácil hacer intercambios con los puntos de GuestToGuest.

intercambio en Manhattan, NYC
intercambio en Manhattan, NYC
¿Es algo nuevo?

¡No, que va! ¡Es más antiguo que internet! Se hace desde la década de 1950. Un grupo de profesores europeos decidió encontrar una solución para poder estar de vacaciones varias semanas en verano sin tener que pagar precios desorbitados de temporada alta. Empezaron a intercambiar casas entre ellos y pronto el modelo se extendió a todo el mundo.

Con internet y la tendencia de viajar a casa de otros viajeros (con Airbnb y Couchsurfing), el tema del intercambio de casas se ha puesto muy de moda.

¿Quién hace intercambios de casa?

Actualmente hay miles de personas de todo el mundo (pero sobre todo Norte América, Europa y Oceanía) que practican el intercambio de casas dos y tres veces al año (o más!).

El perfil más habitual es el de las familias con niños — ya que es una forma MUY práctica y económica de viajar en familia varias semanas al año. Pero también hay parejas mayores, parejas jóvenes, jubilados e incluso singles que viajan con algún amigo.

¿Todo el mundo lo puede hacer?

Sí, todo el mundo que tenga una casa. No hace falta que sea de propiedad, puedes estar de alquiler. Pero para hacer un intercambio, necesitas ofrecer tu casa. Si te asusta la idea de tener que dejar tu casa y tus cosas a otra persona/familia durante unos días (mientras tú estás en su casa), esta forma de viajar NO es para ti.

¿Por qué gusta tanto el intercambio?

Todos los que lo prueban acaban enganchados a hacer más intercambios. ¿Por qué? Pues supongo que una vez superado el miedo y los nervios del primer intercambio y darte cuenta que el mundo está lleno de buena gente, te animas a seguir con otro. Y como es una forma de viajar gratuita, es fácil pensar en otro viaje 🙂 Digamos que cuando sabes que puedes hacer intercambios de casa, te resulta más fácil irte de viaje (y por más tiempo). ¡¿Y a quien no le gusta viajar?!

intercambio en Mittelbergheim, Alsacia. verano 2017
¿Si vivo de alquiler puedo hacer intercambios de casa?

Sí 🙂 Me pongo como ejemplo a mí misma. Estoy de alquiler y hago intercambios. Lo único que recomiendo yo siempre es que habléis con el propietario del piso/casa para que os dé su consentimiento. Si le explicáis bien en qué consiste, que no hay transacción económica (no ganáis nada por ello), que es algo que hacéis en vacaciones una o dos veces al año, seguro que no le ve problemas.

Además, otro punto a favor es que mientras estéis fuera de vacaciones, la casa no queda vacía con lo cual menos posibilidades de robos. Explicadle que es como tener invitados/familiares en casa, que van a estar unos días por aquí, y que son gente norma, muy respetuosa (respetan tu casa porque esperan que tú también respetes la suya. Confianza mutua 🙂 )

¿Cuando ellos estén en casa yo tengo que estar fuera?

Sí, porque intercambiáis la CASA. No es como Couchsurfing que tú estás dentro y les alojas en casa –esta opción de hospitalidad se puede hacer pero no es para nada mayoritaria.  Lo más habitual es que dejes tu toda la casa a otra persona/familia y ellos te la dejan a ti.

¿Siempre son intercambios recíprocos?

Es decir, ¿siempre vienen ellos a mí casa y yo a la suya? Aunque es una opción muy habitual hacer intercambios recíprocos, también hay formas para que no tenga que serlo. Con el sistema de puntos o de globos, es fácil que fulanito vaya a una casa en París (a cambio de puntos) y el parisino en lugar de visitar Cuenca, se vaya a Roma usando esos puntos.

¿Qué es un intercambio no simultáneo?

Otro concepto distinto son los intercambios no-simultáneos. Es decir, que no ocurren en el mismo tiempo PERO sí que son recíprocos. Esta opción es bastante usada, sobre todo por la gente que tiene segunda residencia. Tú vienes a mi casa en Semana Santa y yo iré en verano. Si tenéis esta flexibilidad, es super fácil encontrar intercambio. Y si no tenéis flexibilidad, no pasa nada, buscáis siempre un intercambio simultáneo y ya está 🙂

¿Cuáles son los destinos más solicitados?

Las grandes ciudades europeas y norteamericanas suelen ir muy buscadas siempre (Barcelona, París, Londres, Nueva York, Los Angeles, Estocolmo, Roma, etc). PEEEERO incluso los lugares menos turísticos (o no tan conocidos) tienen salida para un intercambio de casa 🙂

Si vives en una zona turística, recibirás muchas propuestas de intercambio. Si vives en una zona menos conocida, recibirás menos y tendrás que estar más abierto a varios destinos para conseguir cerrar un intercambio.

De nuevo, un ejemplo personal: desde hace tes años, vivo en Olot (Catalunya) que es una zona conocida a nivel de Catalunya, pero de cara al exterior poca gente la conoce (¿creo que ni siquiera en España se conoce esta zona?); sin embargo, he intercambiado con París, Dinamarca, Tarragona y Alsacia (Francia). Y en dos de esos casos me contactaron ellos primero. ¿Por qué? ¿Estaban locos? No, buscaban un lugar tranquilo donde pasar las vacaciones, que tuviera un poco de todo: pueblos bonitos cerca, mar a 1 hora, montaña, bosques… Al final, en todas partes hay cosas por hacer 🙂 Fijaros, nosotros en el interior más rural de Dinamarca lo pasamos bomba con nuestra hija durante una semana, haciendo planes locales cerca de la casa de intercambio. (moraleja: no hace falta ir a Copenhague, Dinamarca tiene cosas divertidísimas para las familias con niños!!!).

intercambio en Dinamarca. verano 2016.
¿Querrán venir a mi casa?

Seguramente sí 🙂 Si a ti te gusta, es que no se vive tan mal, no? Es muy probable que encuentres otra personas a quienes también les guste (para pasar las vacaciones tampoco pedimos tanto….).

Obviamente, las casas con jardín y/o piscina suelen tener muchas peticiones, pero si vives en un piso más modesto, también encontrarás intercambios (de nuevo, tendrás que ceder y no ser muy tiquis-miquis con los destinos; cuanta más flexibilidad, mejor).

Piensa qué es lo mejor de tu casa y poténcialo en tu oferta. Quizás no tiene terraza pero estás muy cerca a pie del centro; o tiene una cocina enorme; o está junto a un parque…

¿Tengo que intercambiar con una casa igual que la mía? (mismas habitaciones, etc)

No, no hace falta. Mientras las dos partes aceptéis el intercambio, da igual si una casa es “mejor” o “peor” que la otra.

Un ejemplo: en lugares como los países escandinavos, Estados Unidos o Canadá, suelen tener casas muy grandes, con jardines enormes; y están encantados de hacer un intercambio con un piso de 100m2 sin jardín. ¿Por qué? Porque ellos buscan LOCALIZACIÓN. Para ellos, poder vivir 2 semanas en un piso en Barcelona o Madrid o San Sebastián es lo más. Y saben que aquí la gente no vive en casas sino en pisos pequeños; y les gusta, porque así viven más como los locales y no tanto como los turistas.

¿Cuánto se tarda en encontrar un intercambio?

Pues depende. A veces tardas un día porque das con la persona que quiere venir a tu casa; y a veces tardas un mes porque tienes poca flexbilidad y no hay manera de coordinarse con nadie. Cuanto antes empieces a buscar intercambio y cuanta mayor flexibilidad tengas (en fechas y destino), mejor!!!

 

¿Cuál suele ser la época de más intercambios?

Las vacaciones escolares, sin duda 🙂 No hay problema para encontrar intercambios para julio y agosto, y tampoco para un intercambio en Navidades o Semana Santa. Fuera de esta época tampoco hay problemas pero habrán menos opciones.

¿Cuántos días suelen acordarse, de media, para un intercambio?

En época veraniega, suelen ser entre 10 días y 3 semanas lo habitual. Pero también hay intercambios más cortos tipo 4-5 días o 1 semana especialmente si es un puente, Navidades o Semana Santa.

¿Qué se necesita para empezar? ¿Cómo empiezo?

Lo primero, registrarse en una página web de confianza tipo HomeExchange o GuestToGuest (o ambas). Una vez dado de alta, te pedirán que completes tu perfil de viajero, casa que ofreces y lo que buscas.

Dedica un poco de cariño a hacer buenas fotos de todas las estancias de tu casa (hazlas durante un día soleado y que lo tengas todo ordenadito y limpio para dar buena impresión 😉 ). Entre las fotos y las descripciones vas a tardar unos días quizás en tener el perfil listo pero merece la pena que lo hagas bien para que generes confianza en los otros viajeros que lo vean para intercambiar.

Luego, empezarás a recibir propuestas de intercambio de gente que quiera venir a tu casa/zona; o bien puedes mandar tú mensajes a casas que te interesen para proponer un intercambio. Y a partir de ahí, estableces conversación con ellos y estáis en contacto en caso de aceptar el intercambio.

¿Cuántos mensajes hay que enviar?

Pues depende de tu suerte, de tu casa, etc. 😉 Como no es trivial conseguir que alguien intercambie su casa con la tuya en unas fechas concretas, suele ser habitual que tengas que mandar 20-30 mensajes a perfiles parecidos al tuyo para conseguir un “Sí quiero”. No desesperes 🙂

Tenéis la opción de mandar un mismo mensaje (lo más personalizado posible) a varias casas a la vez. Es lo más cómodo. Escribes un buen mensaje personalizado, buscas las 20-30 casas en las que te gustaría intercambiar y lo mandas. ¿Que ninguna quiere intercambiar? Pues mandas otra tanda de mensajes 🙂

Para los más cuidadosos, podéis también enviar mensajes uno por uno, por supuesto! Yo lo decía para ahorraros tiempo.

¿Qué escribo en el mensaje?

Para conseguir cerrar un intercambio es básico que generes CONFIANZA en la otra persona (al fin y al cabo, está aceptando dejarte entrar en su casa y vivir en ella unos días). Por eso, es importante que tanto tu perfil como tu mensaje sean completos, personalizados y sinceros.

En el mensaje que escribas para proponer un intercambio, preséntate (tú y familia), explica qué viaje queréis hacer o porque queréis visitar su región/ciudad y en qué fechas y cuenta qué pueden hacer en tu región si vienen a tu casa (así crearás interés).

¿La clave del éxito para encontrar un intercambio?

Para mí, el quid de la cuestión es la FLEXIBILIDAD. Si estás abierto a varios destinos, es más fácil que encuentres un intercambio. Por ejemplo, puedes tener en mente un viaje al norte de Europa. Si quieres solo Estocolmo y no aceptas nada más, quizás te cueste más encontrar intercambio que si optas por cualquier lugar en Suecia; y si además estás abierto a Dinamarca y Noruega, las opciones son muchísimas más! En un periquete encontrarás intercambio.

¿Qué hago con mis cosas?

Si te preocupa que tus cosas (de valor?) estén por casa cuando vengan tus partners de intercambio, siempre puedes meterlas en una caja y llevar esa caja a casa de tus padres o amigos de confianza. Y listos 🙂

En casa lo dejamos todo tal cual. Ponemos una sesión de invitado en el ordenador (y el resto de sesiones con contraseña) y ya está. No tenemos apego por nuestras cosas, la verdad. Es una casa normal con cosas muy normales. Nos gusta que puedan usar la cafetera, que puedan poner la ropa en el armario y que puedan usar nuestros platos. Porque también lo usamos en sus casas y nos gusta tener todas estas comodidades.

¿Les dejo toallas y sábanas?

¡Sí, claro! Ellos también te los dejarán a ti. Al final del viaje se lavan y listos. Si te da cosa, puedes tener un kit de toallas y sábanas para invitados — piensa también que en un hotel, pasan cientos de personas por esa misma cama donde tu duermes, aunque laven a diario las sábanas… 😉

También suele ser habitual dejarles algo en la nevera (el primer desayuno por ejemplo), una pequeña cesta de bienvenida con productos locales y un poco de información turística sobre tu zona con algunas recomendaciones. Así, tendrán consejos de primera mano. (y tú en su casa, también!).

¿Se intercambian coches también?

Sí, es una opción. En tu perfil de intercambio puedes indicar que estás abierto a intercambiar coche (muy útil para destinos transoceánicos, islas o a los que hay que ir en avión). El dineral que te ahorras es enorme!!!

¿Qué hago con las llaves?

Hay muchas opciones. Si vais a coincidir, las podéis dar en mano. Por ejemplo, hay muchas veces en las que ellos llegan a casa y tú entonces te vas; o en el caso de un intercambio no simultáneo. En esos casos, es fácil conocerles en persona y hacer el intercambio de llaves en ese momento. Si no vais a coincidir porque estáis de viaje a la vez, podéis dejar las llaves con algún familiar/vecino y que les reciba él; o esconderlas en algún lugar cerca de la puerta (si vives en una casa); o incluso mandarlas por correo postal unas semanas antes del viaje.


¿Tienes alguna otra pregunta? No te cortes y lánzala en los comentarios! 😉

Acerca de Roser 102 Articles
¡Hola soy Roser! Mamá de una niña preciosa y muy movida, nacida en agosto 2015; y de un niño guapísimo y valiente nacido en octubre 2017. Antes estaba "sempre viaggiando" y ahora estoy siempre jugando, cantando y saltando. Llevo 10 años como blogger de viajes y vivo en Olot, Girona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*