Ni sólo Trozos. Ni sólo Purés. Nuestra Manera.

Este artículo también está disponible en: Catalán

Esta clase de loca academia familiar es para ti. Tu bebé ya tiene los seis meses y toca empezar a comer, y tú con ganas de ofrecer trozos pero a la vez con ese miedo de que se ahogue.

Es normalísimo tener ese miedo porque no estamos acostumbrados y también lo son todas esas dudas tipo si siempre se han dado papillas será por algo” o “si a todos nosotros nos criaron con papillas -y aquí estamos- tampoco pasa nada.

Tanto si estás en este momento de “quiero ofrecer trozos, pero no me atrevo” como si tienes claro que vas a dar papillas pero quieres leerte un par de trucos que pueden ayudarte para cuando decidas hacer el paso a trozos, esta es tu clase.

En casa creemos que ningún extremo es bueno así que hemos hecho un poco de todo: trozos, chafado, textura tipo papilla con la sémola

Empezamos.

IMG_4338

Aquí van algunos trucos para empezar a dar trozos:

1. No Obligar a Comer

Da igual el formato, nunca les hemos obligado a comer más de lo que querían ni cantando ni “avioncito” ni similares. ¿Por qué? Primero porque tendrá su razón para no comer más aunque no sepa decírmela, y segundo porque para mí no tiene ningún sentido obligar a comer a nadie; cuando tenga hambre, ya comerá.

Y tú estás pensando: “claro, sus hijas comen bien” y tengo que contestar que sí; las dos son de comer y acepto que eso es todo un lujo. Para mí, mis hijas comen bien, pero eso no significa que no se vayan sin cenar (porque no quieren) alguna vez a la cama o haya días que devoran y otros que picotean… Igual que sus papás 🙂

2. Empezar con Trozos cuando el Bebé muestre Interés

La introducción alimentaria es ideal empezarla cuando el bebé muestra interés tipo quiere coger la comida de tu plato o se queda mirando fijamente como te metes la comida en la boca. No siempre es posible esperar a que llegue ese momento, así que si no ha mostrado ningún interés, igual puedes probar tranquilamente a ver qué tal, pero mi consejo sigue siendo: sin obligar.

Añadido gracias a uno de vuestros comentarios: Además de mostrar interés es importante que para comer sólidos en trozos el bebé se aguante sentado solo y se lleve él mismo la comida a la boca.

3. Verdura a Trozos y Chafada

Os explico cómo lo hemos hecho al mediodía para introducir la verdura a trozo y chafada. Las verduras bien hervidas y en forma de palito (para que se coma lo que sobresale del puño), van comiendo pero como cae mucho en el camino de la mano a la boca, aprovecho todo lo que queda pequeño para ir chafándolo con un poco de patata y después se lo ofrezco con cuchara.

¿no te atreves con los palitos? Sin problemas, empieza con la verdura bien chafada, verás lo bien que se la come y ya llegará el día de los trozos.

Haciéndolo así el mayor beneficio es el aporte de nutrientes, como no se añade agua no disminuye el valor nutricional y si además se le añade un buen chorro de aceite de oliva en crudo, ¡buenísimas!

10765876593_b9bbbc2914_z

4. ¿Y la fruta?

La fruta ha sido aún más fácil. Hemos hecho trozos directamente, empezando por las frutar más fáciles de tragar como: las ciruelas maduras peladas, la uva pelada y sin pepitas, plátano bien maduro (también puede chafarse), pera muy madura, aguacate, gajos sin piel de mandarina…

Si no lo ves claro siempre puedes coger una fruta y chafarla un poco con el tenedor. De todas maneras verás que normalmente lo hacen ellos mismos con la mano.

5. Cenas con Trozos. Ideas.

Por la noche han comido sémolas en vez de cereales como explicamos aquí.

Ventajas de la sémola: puedes ir cambiando el sabor y la textura con las diferentes tipos de sémola y caldo (de pollo, pescado o verduras), menos azúcares, más barato y, además,  al ser cuchara y no el típico biberón de cereales puedes comer con el bebé convirtiendo la cena en un rato familiar.

6. La Carne

La proteína la hemos empezado con “churros” de carne picada al horno o vapor. Aquí hemos notado una gran diferencia entre la primera y la segunda: una de ellas devora la carne mientras que la otra le cuesta más. En seguida hemos podido pasar a la hamburguesa o salchichas a la plancha.

7. Beber con Vaso

Para beber hemos hecho siempre con un vaso de chupito, ya desde los seis meses.

Importante: además de lo comentado al principio ha habido tomas de pecho para desayunar, merendar, después de cenar y alguna más por la noche. A medida que han ido comiendo más sólidos ha disminuido el aporte de leche materna.

8. Trucos que ayudan

Por último, algunos truquillos que ayudan (mucho) a disfrutar del proceso de aprender a comer solo:

Aceptar el caos

Aceptar que TODO (hasta algunos lugares de la cocina que no sabías ni que existían) va a quedar lleno de comida chafada es el primer paso para disfrutar del proceso. Una bayeta, agua y jabón lo arreglan todo, ¡no pasa nada!

Dos Hules

Uno para la mesa, otro para el suelo bajo la silla del bebé. Todo lo que cae en el hule es limpio, muchos trozos no llegan a la boca pero si se quedan en el hule pueden volver a cogerse. El hule se limpia bien después de cada comida.

Lavar al Bebé

Si empiezas en verano con los trozos has triunfado, a comer sin ropa y una ducha después es lo más cómodo. Si te toca en invierno, te aconsejo baberos muy grandes incluso tipo camiseta y puede que la ducha posterior sea igualmente necesaria.

13606534_10154267530050979_3948258673678244829_n

Variar las Verduras y la Fruta

Cada día hemos ofrecido verduras y frutas distintas, así que hemos aprendido muy pronto qué frutas y verduras son sus favoritas y cuáles le gustan menos. Conocer los gustos de tus hijos siempre es bueno pero, además, va muy bien si vas a comer fuera, porque te llevas lo que más le gusta. Y en casa, se ofrece primero lo que gusta menos y después lo que gusta más.

Truco de la Cuchara

A partir de los nueve meses ya hemos empezado a ofrecer la cuchara para que ella misma se la meta en la boca. Os dejo un corto video para que lo veáis:

¿Te animas a intentarlo? ¿Algún truco más que me haya olvidado?

 

Fotos y Video: scribbletaylorSimon Wheatley, Roser Goula, Gail, Elisabet Palacios

Acerca de Elisabet 60 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

3 Comments

    • Hola Irene! 🙂 Sí, por supuesto! Buen recordatorio. Como la mayoría de bebés a los seis meses ya se sientan solos, hemos olvidado ponerlo. Pero lo añadimos para que no haya dudas.
      Referente al comentario en la web… Qué raro… Acabamos de probar y nos funciona (hay que poner comentario, nombre y email); pero si te ocurre otra vez avísanos por favor (si puedes, mándanos el error que te sale o un pantallazo). Muchas Gracias!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*