Qué hacer en Amsterdam con niños en verano

Este artículo también está disponible en: Catalán

Quizás debería haber titulado este artículo:“qué hacer en Amsterdam con niños durante una ola de calor de 40ºC” .. y es que este verano estuvimos en Amsterdam justo la semana en la que durante 4 días tuvimos temperaturas entre 35 y 40 grados. Hacía décadas que no se veía nada igual pero sabiendo como va el cambio climático quizás no sea la última vez que ocurra… Y si os pilla a vosotros, estas recomendaciones os vendrán bien, ya veréis! 🙂

Hay muchas cosas para hacer en Amsterdam con niños pero tuvimos que rehacer el planning porque la mayoría no eran aptas para el calor. Como ya habíamos visitado Amsterdam en otros viajes, decidimos que esta vez íbamos a pasarlo bien y a pasar el calor de la mejor forma posible para que nuestros hijos de 3 y 1 año estuvieran a gusto 🙂

Como en muchas otras cosas, Amsterdam da mil vueltas a nuestro país; y en ocio infantil veraniego también. Pese a que allí no es habitual que el verano no sea ni caluroso ni largo, están plenamente preparados para remediarlo con agua. Amsterdam es la ciudad del agua: no solo hay canales por todos lados sino que además hay piscinas infantiles en la mayoría de parques públicos. Son las llamadas “pieren badje” (algo así como “piscinas pequeñas para niños”) y no cubren más de un palmo de agua, por lo que son ideales para bebés y niños pequeños que no saben nadar. Son gratuitas o muy baratas y las encontraréis en la mayoría de grandes parques. Y además, a diferencia de nuestro país, la diversión está permitida: podéis ir con colchonetas, pistolas de agua, cubos, etc.

Estuvimos en 3 de ellas (aunque hay más) y os cuento a continuación cómo son. Totalmente recomendables incluir las pieren badje de los parques en vuestro planning de visita a Amsterdam si vais en verano con bebés o niños pequeños. Un remojón les vendrá bien seguro! Y para los adultos, nada mejor que meter los pies en agua un rato!

Consejos antes de empezar:

  • Nosotros hicimos como los locales y fuimos a todas ellas en bici. Delante de cada piscina hay “parking” de bicis o un espacio para dejarlas.
  • Como están dentro de parques, abundan las sombras y árboles. Un plan magnífico: llevar comida para hacer un picnic al lado de la piscina. Así lo hicimos nosotros , comiendo al aire libre cada día, para evitar las horas de máximo calor.
  • Podéis encontrar la localización de las piscinas en Google Maps escribiendo “Pieren Badje + nombre del parque” o “Kinderbadje + nombre parque“. Así, sabréis exactamente donde está situada dentro del parque.

Flevoparkbad

Empiezo precisamente por la que no es gratuita pero es realmente muy económica (5€) por todo lo que ofrece. Flevoparkbad (“la piscina de Flevopark”) tiene una zona de baño inmensa dividida en 3 espacios: mayores, medianos y pequeños. Cuenta también con parque infantil, colchoneta hinchable, puestos de comida rápida, vestuarios y zona de césped grande. Para los medianos/mayores, hay un tobogán de agua doble.

En la zona de bebés/pequeños el agua cubre unos 40-50cm y los niños pueden ir sin manguitos. Hay una plataforma con un payaso que tira chorros de agua, un par de pequeños toboganes de agua y otro muñeco para lanzar agua. Lo pasamos genial. El único problema que le vi es que estaba llenísssssimo ese día (el calor, las vacaciones…) pero aún así volveríamos a ir.

El parque de Flevopark, más allá de las piscinas, es bastante chulo. Hay una zona de juego de madera para todas las edades y un lago enorme. Quisimos llegar a Jeugdland (un parque de juegos al aire libre, junto a Flevopark) pero llegamos a las 17h y estaban cerrando– una pena!

Noorderpark

La “Pieren Badje Noorderpark de Amsterdam” (o pequeña piscina para niños de Noorderpark) está justamente en el parque de Noorderpark. Nos caía muy cerca de donde nos alojábamos (de nuevo, en un intercambio de casa, con una familia holandesa que se alojó en nuestra casa mientrastanto). Nos gustó muchísimo –seguramente porque a diferencia de Flevopark, casi no había nadie y estuvimos muy tranquilos.

Tiene unos paraguas muy graciosos que sueltan agua y, de nuevo, el agua apenas cubre. A mi hijo de 1 año y media le llegaba a la rodilla como podéis ver en la foto.

Muy recomendable comer un helado en la heladería “IJskoud De Beste”, a dos calles de la piscina. Buenísssssimos! (y además tienen algunos juguetes dentro 😉 )

Vondelpark

Para nuestro último día de piscina dudábamos entre ir a Osterpark o Vondelpark, nos quedaban a la misma distancia en bici. Pero al ser Vondelpark algo más turístico y conocido nos decidimos por él. Y a decir verdad la piscina (aquí llamada “Kinderbadje”) nos decepcionó un poco… Había bastante gente y no tenía mucho juego. Cuenta solo con una fuente y unas piedras enormes para saltar de una a la otra. A mi hija de 3 años le encantaron; yo lo pasé mal rezando que no resbalara entre salto y salto.

Lo bueno de Vondelpark es que a pocos metro de la piscina tenéis un parque infantil grande, estupendo para combinar piscina y juegos. También podéis hacer un helado en el restaurante – café Groot Melkhuis. Cuando fuimos, tenían polos naturales caseros, hechos 100% con fruta.


 

Si queréis más, tenéis las Pieren Badjes de Osterpark y de Westerpark, entre muchas otras. Os dejo un par de enlaces que me sirvieron de inspiración para encontrar estos fantásticos planes: las recomendaciones de Max, de Familias en Ruta, y este artículo con las 11 mejores pieren badjes de Amsterdam (en holandés).

Sin duda, con un verano más típico holandés a 22ºC hubiéramos visitado más cosas; y en nuestro caso, nos pasamos los días en remojo y bajo los árboles. Pero lo recordamos como algo divertido y diferente de los planes turísticos habituales, y además, por unos días hicimos lo mismo que hacían los locales 🙂 Lo más gracioso del tema es que mi hija de 3 años cree firmemente que en Amsterdam siempre hace calor y que es una ciudad estupenda porque todos se pasan el día en la piscina y en los parques 😀

Acerca de Roser 166 Articles
¡Hola soy Roser! Mamá de una niña preciosa y muy movida, nacida en agosto 2015; y de un niño guapísimo y valiente nacido en octubre 2017. Antes estaba "sempre viaggiando" y ahora estoy siempre jugando, cantando y saltando. Llevo 10 años como blogger de viajes y vivo en Olot, Girona. Si quieres estar informado de los eventos y actividades para familias con niños en Catalunya, haz click aquí para apuntarte a nuestra newsletter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.