Cesta de los tesoros: cómo hacerla y materiales

cesta de los tesoros

Este artículo también está disponible en: Catalán

Cuando voy a ver a alguna amiga que ha tenido un bebé mis regalos estrella siempre son: pañales y una cesta de los tesoros. Ambos regalos sé que van a ser utilizados de sobras y eso es lo que me gusta de ellos.

  • Los pañales son indispensables y los regalo siempre que la familia no haya decidido utilizar pañales de tela.
  • Con la cesta de tesoros normalmente tengo que explicarla un poco porque algunas amigas se me han quedado mirando con cara de incredulidad… 🙂

Si por ejemplo tienes pensado hacer un regalo a una mamá primeriza y quieres el “juguete” ideal para su bebé, aquí está nuestra descripción de qué es una cesta de los tesoros y cómo hacerla en tu casa.

¿Qué es la cesta de los tesoros?

Una cesta de los tesoros es algo maravilloso de lo que todos los bebés a partir de 6 meses pueden disfrutar. Se trata de una cesta de mimbre amplia donde se colocan objetos cotidianos (no juguetes) con diferentes tipos de material excepto plástico.

Los bebés cogen, manipulan, chupan e interactúan con los objetos afín de descubrir y aprender.

¿Por qué no se pone plástico en una cesta de los tesoros?

Nuestro entorno está lleno de objetos de plástico con diferentes formas y colores pero para un bebé todos los objetos de plástico son muy parecidos. La exploración se hace a partir, sobre todo, del sentido del tacto así que todos los objetos de plástico son “iguales” para ellos (misma temperatura, misma textura, misma consistencia… y mismo sabor 🙂 )

¿Cuándo se puede empezar a utilizar?

A partir de que el bebé pueda estar sentado sin problema y tener las manos libres para manipular los objetos a su antojo. Eso ocurre aproximadamente a partir de los 6 o 7 meses.

Es muy importante entender que la dinámica de la cesta de los tesoros es manipular los objetos libremente, y eso significa que los chuparán y se los llevarán a la boca.

Atención: No se le puede decir al bebé que no se meta un objeto concreto de la cesta en la boca ya que ese es básicamente el objetivo, por lo que es importante mantener una buena higiene de los objetos y cambiarlos si se están deteriorando.

A medida que va creciendo el bebé, se pueden hacer “cestas temáticas”. Conozco amigas que han utilizado una cestas de botellas sensoriales de la calma y nosotros teníamos, por ejemplo, teníamos el “cesto musical” con objetos e instrumentos relacionados con la música.

Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre pedagogías alternativas tipo Montessori, Waldorf, Reggio… si quieres saber más acerca de este tipo de juegos como la cesta y las botellas sensoriales.

Normas de seguridad de la cesta de los tesoros

Ahora que ya sabes que todos los objetos de la cesta de tesoros están ahí y serán manipulados por el bebé hay que aplicar las normas de seguridad adecuadas.

  • NUNCA poner objetos que puedan ser tragados o que quepan enteros en la boca: el riesgo de asfixia sería importante.
  • Es importante estar al lado del bebé mientras manipula el cesto de tesoros para vigilar que todo lo que coge no tiene peligro alguno.
  • Los objetos deben ser de fácil lavado, tienen que limpiarse con frecuencia, en el lavavajillas o a mano y secado al aire.

En general:

  • Que sea lo suficientemente grande para que no le quepa en la boca, ni se pueda romper en trozos pequeños. Ejemplo clásico de los segundo hijos: un muñeco de playmobil es suficientemente grande pero no es adecuado porque se le sale el pelo.
  • Que no sea tóxico ni contenga alimentos que aún no le hayas introducido en la dieta.
  • Que no se deshaga como un trozo de papel o de cartón.
  • Que no pueda asfixiarse como una bolsa de plástico
  • Que no tenga filos cortantes.
  • Que esté limpio. Son piezas muy usadas que deben lavarse de vez en cuando.

Verás que algunos de los objetos son muy poco habituales para dar a niños, los que están en el listado a continuación son los que hemos utilizado en nuestra casa pero si alguno no lo ves seguro, no lo pongas. Debes estar tranquilo/a con los objetos de la cesta y con tu bebé manipulándolo.

Puedes optar por otros objetos si los que ves a continuación no te gustan o no los encuentras en tu zona.

Lista de objetos a poner en una cesta de los tesoros

Lo primero es la CESTA en sí mismo. Tiene que ser baja y suficientemente amplia para poder colocar numerosos objetos. El bebé tiene que poder cogerlos sin ningún tipo de inconveniente. Idealmente, podría ser redondo, para favorecer la manipulación, y de mimbre por ser un material no plástico pero resistente.

Lo siguiente es conseguir los OBJETOS que serán el “tesoro”. Siempre intento que haya objetos de diferentes materiales porque así experiencia es enriquecedora. Te dejo una lista de los objetos clásicos que he comprado a los bebés de mis amigas y que han triunfado:

Con todo esto ya tienes el regalo perfecto!

Si el bebé ya es más mayorcito puedes intentar otros juguetes con materiales cotidianos que estoy segura ya tienes en casa. Sería como una segunda parte de la cesta de los tesoros 🙂 

Cesta de tesoros materiales

¿Necesitáis más ideas de materiales para una cesta de tesoros? Hace un par de años hicimos un taller de manualidades de cesta de los tesoros y allí nos dieron muchísimas ideas de materiales y objetos a poner. Os dejamos la lista completa aquí debajo por si os sirve de guía 🙂

 

-->

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.