Cosas (im)Prescindibles para la Hora del Baño del Bebé – y Cómo Ahorrar

Este artículo también está disponible en: Catalán

¿Está saliendo humo de la tarjeta cada vez que vais a comprar todo lo que “necesitará” tu bebé? A todos nos ha pasado, es todo tan chulo que es casi irresistible caer en la tentación.

En la clase de hoy de Loca Academia Familiar analizaremos todo lo que de verdad necesita un bebé a la hora del baño, buscaremos sustitutos más económicos y haremos un presupuesto de lo más ajustado.

¿Preparados? ¡Al agua patos!

Bañerita

Parece imprescindible ¿verdad? Pero ese armatoste de bañera-cambiador-armarito muchas veces no cabe en nuestros lavabos, por no hablar del precio.

hora-ban%cc%83o-bebe-2

Analicemos cual es la necesidad real: un recipiente donde el bebé quepa para asearle. ¿Piensas que estoy hablando de un cubo? Podría ser, porque cumple esta necesidad perfectamente 🙂 aunque en poco tiempo tu bebé querrá jugar con el agua, y eso también es importante. Así que el cubo queda descartado.

Si tienes bañera en casa te enseñamos un producto poco conocido que puede solucionar el problema por unos 10 euros: el colchón de espuma. ¿Funciona? ¡Sí! Hasta que se sienta va perfecto, si pones un nivel de agua adecuado para el baño y no para el buceo.

Cuando ya saben sentarse siempre puedes pasarte a la silla típica para bañera – en caso que se mueva mucho y tengas miedo de caídas. En casa la hemos usado muy poco, con una alfombra antideslizante al principio se sentaban sobre el mismo colchón de espuma y después les dejábamos moverse más o estirarse para coger los juguetes, siempre nosotros con ellas. Ojo: nunca dejamos solos a los niños en la bañera aunque sea con dos dedos de agua o sentados en una sillita de seguridad.

Si tienes ducha necesitas el recipiente. Aquí lo tenemos más complicado para evitar la bañerita. Aunque para un recién nacido no necesitas algo muy grande (incluso hay adaptadores para los lavamanos), en dos o tres meses ya no cabrá.

Nuestro consejo ahorrador en dinero y espacio son las bañeras que se pueden comprar sin patas, sólo recipiente. Si tienes sitio en el lavabo puedes comprar también las patas, será más cómodo para tí en el momento baño. Eso sí, te adelantamos que mucho antes de ponerse de pie (y por lo tanto de usar la ducha convencional) puede que quiera salirse mientras lo bañas por lo que prefieras colocar la bañerita en el suelo de la ducha o incluso en el suelo del lavabo para evitar accidentes.

hora-ban%cc%83o-bebe-4

Si tienes un minilavabo opta, sin duda, por las bañeras plegables. Pueden no ser tan cómodas al principio porque no tienen inclinación o acomodación para el bebé pero cumplen su función y no ocupan casi espacio.

Toallas con Capucha

¡Un gran invento las toallas con capucha! A nosotras nos gustan pero hay que reconocer que imprescindibles no lo son. Cualquier toalla familiar puede ser igual de mullidita, calentita y envolver perfectamente al bebé, y por supuesto son más económicas.

Termómetro

Directamente no lo hemos usado, creo recordar un pato que cambiaba de color con la primera hija, pero, sinceramente, fue para algún día puntual y ya no recuerdo qué pasó con él.

En condiciones normales el adulto responsable del baño puede decir si el agua está fría o quema ¿cierto? ¿Qué la piel del bebé es más sensible? De acuerdo, pero sigue siendo el adulto, con su tacto, perfectamente capaz de valorar la temperatura. ¿Por qué necesitamos algo que lo corrobore? No hagáis la prueba con el bebé directamente y todo saldrá bien 🙂

Juguetes

hora-ban%cc%83o-bebe-3

¿Necesarios? Sí, el agua es un medio fantástico para jugar y aprender. Aunque no hace falta gastarse mucho dinero, en realidad se pueden reutilizar muchas cosas para jugar en el agua. Importante: lo primero seguridad, como os comentamos en este otro artículo sobre juguetes DIY.

Son muchísimos los objetos cotidianos que pueden aportar diversión y también aprendizaje (recordad que los niños aprenden jugando). Por ejemplo: botes vacíos de los champús y geles, de yogurt o de queso fresco, de especias, cucharas, cucharones de sopa, embudos de diferentes tamaños, coladores, una aceitera, un salero/pimentero… Cuando sean más mayores el clásico: meter a un muñeco para que lo bañen.

Cambiador Dentro del Baño

Si lo tienes será más fácil al principio, pero de imprescindible nada de nada. El bebé puede ser vestido en tu falda sin ninguna complicación, o usar una toalla o alfombrita de ducha mullida a modo de cambiador sobre el suelo.

Por supuesto si tienes cambiador en la habitación se puede llevar al bebé seco y envuelto en una toalla hasta el cambiador y arreglar allí. Como consejo, sécale el pelo antes de salir del baño.

Hasta aquí nuestra lista de los (im)prescindibles para el baño y lo que nos ha servido más a nosotros. ¿Nos hemos dejado algo? ¿Tienes algo más (im)prescindible en tu baño?

Fotos: Rhys Webber, Kiril Rusev, Valentina Powers, Elisabet Palacios, Lars Plougmann, chillbay.

Acerca de Elisabet 64 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*