Métodos anticonceptivos en el postparto

Este artículo también está disponible en: Catalán

“¿Y para cuando el segundo?”– ¿Ya te han hecho esta pregunta?

Esta es una de esas preguntas clásicas que te hacen cuando te ven con un bebé mayorcito, pero…  ¿Para qué querrán saberlo? 🙂 Si crees que aún no es el momento de buscar el siguiente hijo, hoy te queremos explicar qué métodos contraceptivos están indicados después del parto y durante cuanto tiempo, tanto si das el pecho como si no.

Recuerda que este escrito es orientativo, siempre será tu matrona o médico quien te aconsejarán mejor en tu caso particular.

Método MELA, cuando la lactancia se convierte en anticonceptivo

¿Si das el pecho no te puedes quedar embarazada? Depende. Si a la lactancia le añades unas condiciones más, tiene una eficacia anticonceptiva del 98%, es decir, similar al DIU o la pastilla de progesterona.

Las condiciones son estrictas si quieres mantener la efectividad del método ya que se basa en tener altos tus niveles de prolactina (hormona relacionada con la producción de leche) evitando así la ovulación.

Se mantendrá la prolactina alta si:

  • El bebé tiene máximo 6 meses, con lactancia exclusiva. A los 6 meses ya hay que buscar otro método.
  • Durante esos seis meses no has tenido ningún sangrado vaginal, después del sangrado postparto. Si se manchan las braguitas en algún momento el método ya no es eficaz
  • Tu bebé no come ni bebe nada a excepción del pecho, incluidas infusiones, zumos o bibes. Tampoco puede utilizar chupete ni tetinas de biberón.
  • Los tiempos entre tomas no superan en ningún momento las 4 horas de día ni las 6 horas de noche.

Es recomendable tener una plantilla (o un cuadro de excel, o una app…) donde apuntar las horas en las que toma el pecho para no despistarnos y que se nos pase el tiempo.

Hormonas, ¿qué opciones hay?

Si has optado por la lactancia artificial, alrededor de los 45 días postparto tendrás la primera menstruación. A partir de ese momento puedes volver a utilizar tu método hormonal combinado (progesterona y estrógenos) habitual.

Si no utilizabas ninguno antes, te aconsejo que hagas una visita a tu matrona o ginecólogo con quienes podrás encontrar el método que mejor se adapte a ti.

Piensa que puede ser en formato:

  • Pastilla: cada día durante tres semana y una de descanso en la que se tiene la menstruación.
  • Anillo vaginal: tres semanas en la vagina y una de descanso en la que se tiene la menstruación.
  • Parche: tres semanas cambiando la localización cada semana y una de descanso en la que se tiene la menstruación.

En caso de lactar, estos métodos combinados no son adecuados, pero sí se puede tomar la progesterona sola. Se puede empezar a las seis semanas postparto y se puede utilizar mientras se da el pecho, una vez destetado el bebé es recomendable cambiar a otro método contraceptivo.

Al utilizar sólo una hormona no existe el ciclo habitual de menstruación, es decir, puede que tengas menstruación, puede que no o incluso puede que sangres un poquito a menudo.

La progesterona puede administrarse de diferentes maneras:

  • Vía pastillas: cada día a la misma hora sin semana de descanso. Puede sufrir alteraciones en la eficacia en caso de vómitos después de haberla tomado.
  • Vía implante intradérmico: se coloca bajo la piel del antebrazo y hay modelos de 3 y de 5 años. La colocación y la extracción se hace por parte del personal sanitario.
  • Vía inyecciones trimestrales: son inyecciones intramusculares que se aplican cada 2 o 3 meses.

DIU, de cobre y de progesterona

El dispositivo intrauterino, en algunos lugares conocido como la T, se coloca dentro del útero por parte de un ginecólogo y tiene una duración de entre 3 a 5 años dependiendo del modelo.

Ambos son eficaces: el DIU de cobre no lleva ningún tipo de hormona y puede colocarse en el postparto inmediato aunque se recomienda esperar un tiempo para disminuir el riesgo de expulsión del mismo. Por su parte, el DIU de progesterona contiene esta hormona que es totalmente compatible con la lactancia materna.

Es un método tanto para las mamás lactantes como para las no lactantes. Cabe recordar que puedes necesitar unos ciclos de reajuste hasta que el cuerpo se habitúe al DIU.

Preservativo, para ella y para él

Este es el método de barrera más común en nuestro entorno aunque existe también el diafragma que ha ido perdiendo popularidad.

Ambos preservativos pueden utilizarse desde el principio y, obviamente, hasta que la pareja lo desee. El preservativo masculino es el más habitual, pero para aquellas parejas que alguno de los miembros es alérgico al látex el preservativo femenino tiene la ventaja de ser de poliuretano.

También es un método útil tanto si has decidido el pecho como si alimentas a tu bebé con biberón pero recuerda que la lactancia materna provoca un incremento de la hormona prolactina que desfavorece la lubricación, así que será prácticamente imprescindible el uso de lubricantes compatibles con preservativo durante los primeros meses de la lactancia.

¡Cuando ha habido un fallo!

Si te das cuenta que olvidaste la pastilla ayer o que el preservativo tiene una fuga, que no cunda el pánico. Recuerda que puedes tomarte la pastilla del día después, que es de progesterona, por lo tanto, compatible con la lactancia materna. Este es un recurso pero no es recomendable que sea la práctica habitual.


Espero que toda esta información te haya aclarado las dudas y recuerda que el postparto no es sinónimo de poca fertilidad; utiliza el método que mejor se adapte a vosotros. ¡Hay para escoger!

 

Acerca de Elisabet 127 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.