¿El momentazo de un parto? El piel con piel

Este artículo también está disponible en: Catalán

Hoy os quiero hablar del MOMENTAZO de un parto: cuando nace un bebé y lo ponemos sobre la mamá. Nada, absolutamente NADA en la vida, es tan impresionante como tu bebé mirándote tranquilamente desde tu pecho nada más nacer.

Como matrona creo que es el mejor momento de todos en mi trabajo: un recién nacido que abre sus ojos por primera vez al mundo y se encuentra la mirada de su madre desde un palmo de distancia y, a la vez, una recién madre que descubre por primera vez su nuevo mundo. Ese instante único es irremplazable y quedará grabado en tu mente para siempre.

Justo después del nacimiento, el mejor lugar para un bebé sano es el pecho desnudo de su madre. Esto nos lo dice la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Española de pediatría y la Federación de Asociaciones de Matrona, entre muchas otras organizaciones.

Beneficios de hacer piel con piel

El contacto piel con piel es beneficioso tanto para el bebé como para la mamá, muchos son los aspectos positivos descritos aunque ahora sólo os hablaré de algunos de ellos.

El bebé mantiene mejor la temperatura corporal

Uno de los grandes riesgos de los recién nacidos es la pérdida de calor. Para evitarlo, lo primero que hacemos las matronas es secar a los bebés (que nacen mojados y resbaladizos por el líquido amniótico), y después los colocamos sobre el pecho de la mamá boca abajo tipo rana y los tapamos con una talla. Por último, es muy importante ponerles un gorrito o cubrirles la cabeza.

El calor que emana del cuerpo de la madre sirve para ayudar a que el bebé no pierda calor y, además, sirve de ayuda para que el nuevo “termostato” del bebé se ajuste mejor.

Mejora el vínculo madre-hijo

¿Quiere decir eso que no vas a conseguir vincularte si no es posible hacer piel con piel? NO, en absoluto. Sólo significa que el contacto desde el primer momento es un facilitador para el vínculo, aunque evidentemente dicho vínculo se forjará durante toda la vida juntos.

Los recién nacidos sobre el pecho de la madre suelen llorar muy poco, en cambio, empiezan a interactuar con su madre tocando con las manitas su piel y mirando directamente a los ojos. Es muy importante que la carita del bebé esté siempre descubierta y que la mamá pueda verla directamente.
Ayuda a establecer la lactancia materna

También ayuda a establecer mejor la lactancia materna, además aumenta las posibilidades de dar lactancia exclusiva entre el primer y el cuarto mes de vida.

Ya desde el primer momento el bebé identifica el olor de su madre y estando sobre su pecho es mucho más fácil que inicie el reflejo de búsqueda. Este es un punto a favor tanto para el recién nacido como para la mujer que también disfruta de beneficios si decide dar el pecho.

Perjuicios de hacer piel con piel

Ninguno 🙂

¿Cuánto tiempo se hace el piel con piel?

El piel con piel se puede mantener el tiempo que quieras, se habla de mínimo 1 o 2 horas pero el máximo no se establece. Como su propio nombre indica, tanto mamá como bebé deben estar sin ropa y cubiertos con una sábana/manta. Es importante que la cara del bebé quede libre y pueda ser vista en todo momento por su madre u otro adulto presente.

¿Y el papá?

Aunque en las primeras dos horas lo ideal es el contacto con la madre para favorecer el establecimiento de la lactancia materna, después se puede hacer piel con piel con otros miembros de la familia (habitualmente el padre, aunque los hermanos mayores también pueden participar).

Después del trabajo de parto, la madre puede sentirse agotada o demasiado cansada para mantenerse alerta con su bebé en brazos. El padre puede sustituirla realizando él mismo piel con piel con su bebé siguiendo las mismas indicaciones y medidas de seguridad comentadas, también es habitual que sea el padre el que realice piel con piel en caso de que la madre no esté suficientemente bien justo después de dar a luz.

Disfrutad de vuestro bebé y dejad que vuestro bebé disfrute de vosotros. ¡Es una experiencia única!

Acerca de Elisabet 137 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.