Escapada en familia a Vall de Núria en invierno

Este artículo también está disponible en: Catalán

¿Como va el frío? En Loca Academia Familiar nos encanta la nieve y, sobretodo, nos gusta esquiar. Ya te hemos explicado cuándo creemos que es mejor para los niños empezar a esquiar pero, como “en casa de herrero cuchillo de palo”, nosotros hemos empezado antes 🙂

Esta semana hemos estado unos días en Vall de Núria (Pirineo Catalán) y ha sido espectacular! Un destino familiar de primera, a 2.000 metros de altura. Te cuento nuestros consejos y recomendaciones para planear una escapada con niños a Vall de Núria en invierno.

Tren Cremallera

El tren-cremallera es la imprescindible primera parte del viaje (o subir caminando). Una nueva experiencia muy divertida y aún más si conseguís sentaros justo detrás de la conductora para ver las vías y por donde va subiendo.

Nosotros hemos tenido mucha suerte y hemos empezado a ver y tocar nieve desde el aparcamiento de Ribes-Enllaç, donde se quedó el coche gratuitamente durante los tres días.

A medida que íbamos subiendo el paisaje se iba tiñendo de blanco. ¡Precioso! Pudimos ver ríos helados, el cielo de ese azul intenso brutal y estalactitas. Compartimos vagón con otra familia y su bebé de cinco meses y una chica con su tranquilo husky siberiano (que nuestra pequeña se miraba pensando que era un peluche, creo).

Al llegar arriba todo el valle era nieve. Íbamos con mochilas porque pensamos que la maleta de ruedas no iba a ser cómoda para deslizar en la nieve y porque así podemos controlar mejor a las dos niñas. Pero de todas formas, hay un camino plano habilitado para maletas desde la estación de Nuria hasta el hotel/apartahotel.

Dónde dormir en Vall de Núria

Nos alojamos en el Aparthotel Vall de Núria. La habitación era cómoda y muy calentita. El sofá cama se convertía en una cama chulísima donde durmieron las dos niñas rodeadas de cojines. En uno de los armarios vimos una cuna de viaje plegada por si la necesitáis.

Tanto la cocina como el lavabo estaban limpios. Estamos muy contentos con la opción del aparthotel. Además, la última noche cenamos en el restaurante del hotel y nos decepcionó un poco la relación calidad-precio así que aun nos reforzó más la opción de tener cocina “propia” y libertad de horarios.

En este enlace de Booking podéis ver más hoteles y aparthoteles en Vall de Núria.

La primera clase de esquí

Nuestra mayor se estrenó en el esquí, con monitora (Marta, de la Escuela de esquí Núria). ¡Fantástica!

Muchas gracias, Marta, porque nuestra niña ha empezado a esquiar y tiene muchas ganas de volver. Según ella, lo mejor es que no le has gritado en ningún momento y que le diste un caramelo para coger fuerzas 🙂

Según nosotros, lo mejor es que hayas sido un mar de calma ante la repetida pregunta “¿volvemos a subir?” y que haya empezado a esquiar con seguridad y con ganas de repetir.

Qué hacer en Vall de Núria con niños, además de esquiar

Los tres días que estuvimos nos dieron para pasear con el trineo, jugar con cubos y palas a hacer castillos de nieve, jugar en la habitación, jugar en la sala de juegos del hotel, hacer un muñeco de nieve…

Muy recomendable también la excursión con el telecabina “La coma del clot” hasta el albergue. Son solo unos minutos y el precio va incluido en la habitación, igual que el del cremallera. Las vistas desde arriba son espectaculares.

Nos quedamos con ganas de hacer alguna excursión por el prado. Como ves en las fotos, era imposible salirse de los pequeños caminos que los trabajadores de la Vall de Núria habían abierto para que pudiéramos desplazarnos entre tanta nieve.

También nos quedamos sin poder jugar en el Parc Lúdic, en el que en verano Roser y su familia se lo pasaron en grande; pues con nieve ni te cuento… Esta vez no nos dio tiempo a todo pero así queda pendiente para la próxima.

Más consejos

A nivel práctico te comento que el mismo edificio del hotel cuenta con una tienda donde podéis comprar desde la equipación para esquiar hasta productos de primera necesidad como pañales pasando por los típicos souvenirs y peluches chulísimos.

También hay una tienda de alimentación, pero si pretendéis pasar unos días es mejor subir la mayor parte de vuestra comida, eso sí, el pan era horneado a diario 🙂

Ha sido una experiencia muy divertida y estoy segura que volveremos con más ganas de montaña, nieve y esquí.

Por último, cuando vayáis a tocar nieve o a esquiar, algo que va muy bien son los calienta-manos, que como su nombre indica calientan las manos en segundos! Van MUY bien y con niños son imprescindibles!

¿Tú has esquiado en Núria? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Acerca de Elisabet 127 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.