Trucos infalibles que todos los padres deberían conocer

Este artículo también está disponible en: Catalán

¿Todavía no haces algunos de estos trucos? ¿A qué esperas para ponerlos en prácticas? Quizás no te salvarán la vida pero seguro que te la harán más fácil!

Resumimos cinco años de crianza (entre las dos) en estos trucos prácticos y estupendos que creemos que deberían estar en cualquier manual de maternidad/paternidad.

Poner un hule debajo de la trona cuando empiezan comer trozos

Ya sea fruta, ya sea verdura o legumbres o carne, a la que empiezan a comer trozos, tu cocina o comedor queda hecha un desastre cada día. Pero poco importa cuando ves que (por fin) disfruta con las “manos en la masa” (nunca mejor dicho), eligiendo lo que quiere llevarse a la boca (e intentando acertar).

Un truco infalible para cuando empiece con los trozos es colocar un hule debajo de la trona. Así, puedes recuperar algunos trozos que hayan caído, y también te será más fácil recoger y limpiar.

En este otro enlace os contamos nuestra fórmula para las comidas del bebé: un poco de triturados y un poco de trozos.

Lavados nasales para prevenir enfermedades

Como os contamos hace poco, hacer un buen lavado nasal a un bebé es un “must” cuando están resfriados o tienen muchos mocos. Pero además, ayudan a prevenir más enfermedades.

Nuestro truco en los lavados es hacerlo con jeringuillas de 5ml y rellenarlas con la mezcla de agua de mar y agua mineral. Así, no tenemos que ir comprando sueros individuales ni los carísimos rhinomers y podemos hacer varios lavados en un solo uso. Más detalles sobre el lavado nasal en este otro post.

Cómo dar apiretal a un bebé y que se lo tome bien

Mi hija no se traga el apiretal y lo acaba echando todo“. Recuerdo que eso le dije al pediatra varias veces. Cuando era bebé costó mucho darle el apiretal; los 0,5 o 0,8ml salían a chorro con la jeringuilla, ella se agobiaba y acababa echándolo todo (incluso a veces la cena).

Ahora con el segundo hijo hemos aprendido (por fin) como dar el apiretal o cualquier otra medicina de una forma fácil y cómoda para el bebé. No se escapa ni una gota 😉 Lo aprendimos cuando estuvimos ingresados por bronquiolitis en el hospital (sí, ese ingreso fue tremendo emocionalmente pero aprendimos cosas básicas para poder afrontar el invierno!).

Al grano…. ¿El truco? Dárselo con una jeringuilla estrecha, de poca cantidad. Las hay de 1ml, y también de 2ml. Ambas estupendas para poder administrar poco a poco (casi como contagotas) la medicina y dejar que el pequeño vaya tragando sin agobiarse por el sabor nuevo.

Aprovechar la leche sobrante con un protector de pezón rígido

Si cuando das el pecho, suele salirte leche también por el otro… o si tienes tanta leche que sueles manchar la camiseta…. aprovéchalo y recoge la leche sobrante en un protector de pezón rígido. Así, la puedes ir vaciando cada vez en un bote que tengas en la nevera y congelarla luego. O puedes dársela a otro hijo que tengas y pasarle unas cuantas defensas tuyas 😉

No serán grandes cantidades pero si sumas una con otra, oye, eso que tienes sin esfuerzo! Yo uso unos protectores de Medela (vienen 2 en cada pack, se lavan en lavavajillas, son de silicona, muy cómodos). Otro punto fuerte: ahorrarás en discos de lactancia!

Lee también: información y ayuda para la lactancia materna

Pinchitos para los trozos de fruta

PINCHITOS fruta

¿Quieres que coma más fruta? Prueba a hacerlo divertido 🙂 ¿Cómo? Prepara 3 o 4 tipos de fruta distintos, trocéalos y ofrécelos en un plato grande o bol. Puedes trocear fruta para toda la familia y ofrecerla como postres o merienda, por ejemplo.

Cada miembro de la familia tendrá un pinchito y podéis jugar a coger fruta de X color o X forma por turnos. Con esta motivación te aseguro que acaban comiendo todas las frutas que hayas puesto 😉 te toca a ti ir variando para que un día haya kiwi, fresas, plátano… otro: sandía, melocotón, melón… etc.

Desinfectador de manos en el bolso

Lavarse las manos con frecuencia es imprescindible para evitar enfermedades. Pero no siempre tenemos un grifo y jabón al lado… Por eso, un truco fácil que todos deberíamos hacer es llevar un desinfectador de manos en el bolso. A ver si todo el mundo toma consciencia y antes de tocar la cara de un bebé-muy-mono se desinfecta las manos ..!!!

Cómo conseguir que se coma la verdura

En casa, los guisantes son pendientes de perlas verdes, las judías son cejas de un señor enfadado, las zanahorias son bigotes, los calamares gafas y los espaguetis pelos alborotados. Resulta tan divertido “disfrazar” al señor/a del plato con todo tipo de comida que si no fuera porque cada plato cuesta 15€ ya habríamos comprado uno también para nosotros, los papás 🙂 Lo podéis comprar aquí.

Etiquetar la ropa de forma muy fácil, sin plancha

¿Etiquetar toda la ropa de tu hijo en dos minutos y sin plancha? ¡Sí, es posible! Con un tampón específico; nosotros usamos un marcador de ropa de la marca “MINE”. Pones las letras que quieras y Pam! estampas. En dos minutos tienes toda la ropa marcada. Lo acabamos de descubrir y por ahora contentos con el artilugio. En las opiniones online del producto decían que tras varios lavados, sigue el nombre bien visible. Veremos….

Ojalá lo hubiéramos descubierto antes… pero mira, tenemos varios años de “etiquetaje” por delante todavía!

¿Tienes algún otro truco que quieras compartir? Compártelo en los comentarios.

Acerca de Roser 115 Articles
¡Hola soy Roser! Mamá de una niña preciosa y muy movida, nacida en agosto 2015; y de un niño guapísimo y valiente nacido en octubre 2017. Antes estaba "sempre viaggiando" y ahora estoy siempre jugando, cantando y saltando. Llevo 10 años como blogger de viajes y vivo en Olot, Girona.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.