Ideas para desayunos y meriendas saludables sin azúcares ni bollería

Este artículo también está disponible en: Catalán

En casa hace ya tiempo que nos pusimos las pilas con el tema alimentación; más o menos cuando nació nuestra mayor y nos tocó ser padres responsables 🙂

Empecé leyendo los libros indispensables sobre alimentación para mamás y bebés: 

Como ya expliqué, nosotros no somos de dar solo trozos pero tampoco solo purés. Aplicamos muchas de las ideas que se plasman en estos libros pero adaptadas a nuestra familia y a nuestro día a día.

En los últimos meses hemos cambiado uno de los últimos escalones que nos faltaba: los desayunos y las meriendas, para que sean también bien saludables.

Nuestra mayor se lleva cada día al cole una bolsita para desayunar con los amigos antes de empezar la jornada lectiva y otra para merendar cuando ya está acabando su día “laboral”. Siempre desayuna en casa fuerte y en la bolsita se lleva una fruta, así que nos quedaba pendiente mejorar el desayuno de casa y la merienda.

Desde este curso, hemos cambiado poco a poco. Te cuento las ideas que han ido surgiendo y triunfando en nuestra casa. Ya te aviso que son ideas un poco diferentes así que te animo a probarlas antes de cerrarte en banda.

Avena

La avena ha resultado un cereal muy versátil. Lo utilizamos los papás para hacernos un “podrrige” (lo que vienen siendo unas gachas) y para nuestras niñas para hacer galletas caseras saludables –un día os pasaré la receta, están riquísimas!

Las últimas galletas caseras que hemos hecho han sido de plátano, avena y zumo de limón. Han quedado muy buenas, salieron sólo 8 galletas pero la verdad es que llenan tanto que con una un poco grande ya teníamos medio desayuno hecho. Consejo: plátano muuuuy maduro.

La siguiente prueba que queremos hacer: galletas de avena y coco. ¡Ya os contaré!

 

Legumbres

El hummus ha sido un gran punto para meriendas. Queda bien en el tupper hasta la tarde y lo acompañamos con tiras grandes de zanahoria. Me ha dicho Í que hasta sus amigas han querido probarlo y ahora le pongo un poco más para que reparta 🙂

Vamos intercalando hummus de garbanzos y de lentejas, cada semana uno distinto. Hace un tiempo probamos en casa hummus de remolacha, quedó de un rosa divertidísimo pero era bastante dulce y no acabó de triunfar.

 

Frutos secos

Esta ha sido también una gran aportación a la dieta últimamente. Todos los frutos secos gustan en casa y los utilizamos en muchas más ocasiones que antes.

Un buen puñado de almendras o nueces constituyen una gran entrada de energía saludable para empezar bien la mañana o la tarde.

Un desayuno o meriendas clásicos en casa ahora son: frutos secos con queso o frutos secos con chocolate de más del 70%.

También hemos aprendido a hacer mantequilla de cacahuete casera (que no puede ser más fácil) y la utilizamos para bocatas con fresas o plátano o para el yogur.

 

Proteína

Nunca hemos sido de embutidos, sólo algo de jamón o fuet de vez en cuando, y desde que me leí el primer libro de Julio Basulto aún lo reduje más.

Por esta razón el embutido de desayunos y meriendas brillaba por su ausencia pero ahora cuando tengo sobras de proteína de la cena o del fin de semana las aprovecho. Por ejemplo, el lunes pasado desayunaron bocadillo de salchichas, eso sí que es empezar bien el día 🙂

Parece una chorrada pero nunca se me había ocurrido antes de aprovechar restos de cena para que las niñas desayunaran.

Los papás hemos empezado a probar desayunar algún día huevo, lo hemos hecho tipo pasado por agua aunque las niñas ya me han pedido cuando sobrará una tortilla de patatas 🙂

 

Yogur

Un buen bol de yogur también puede convertirse en un desayuno muy completo. Nosotros compramos yogurt natural (ni azucarado, ni de sabores…) y cada uno se lo transforma a su gusto: nuestra pequeña se lo come sólo, los demás le ponemos como mínimo canela aunque hemos hecho algunos inventos que han resultado espectaculares:

  • Yogur con mantequilla de cacahuete casera: un bol de yogur y una cucharada de la mantequilla de cacahuete, bien removido. Parece raro pero queda buenísimo.
  • Yogur nutella: al yogur se le añade avellanas y cacao puro en polvo. Dicen los chocolateros de casa que es impresionante.
  • Yogur con frutos secos o con trozos de fruta. Mi madre me lo hacía con manzana cuando era pequeña y ahora soy yo la que se lo hago a mis niñas.

 

Para el fin de semana

El fin de semana nos gusta desayunar “dulce”. Al principio comprábamos galletas pero desde las lecturas que te he comentado han quedado para ocasiones muy puntuales.

Ahora el fin de semana hago magdalenas o bizcocho en casa (con poquísimo azúcar, lo voy reduciendo poco a poco y de momento no ha habido queja) o hacemos crêpes.

A veces sacamos del congelador nutella; la hacemos de vez en cuando casera y la congelamos en botes pequeños para irlos consumiendo espaciados en el tiempo. Cómo hacer nutella / nocilla casera

 

¿Qué te parecen estas ideas?

Acerca de Elisabet 204 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona. Si quieres estar informado de los eventos y actividades para familias con niños en Catalunya, haz click aquí para apuntarte a nuestra newsletter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.