Juguetes para bebés (sin sonidos ni luces)

Este artículo también está disponible en: Catalán

Hoy he estado pensando los juguetes que han triunfado más en casa cuando las niñas eran bebés; y repasando fotografías y recuerdos, me he dado cuenta que hemos conseguido algo que parecía imposible: ¡tener juguetes sin ruidos ni luces!

Ya desde el principio tuvimos claro que no queríamos ese tipo de juguetes en los que aprietas un botón y aparecen luces; o en los que el juguete “habla” sin aviso previo… A veces, incluso se les llama “juguetes de estimulación”. Nosotros no les veíamos ningún sentido y fueron apareciendo razones:

El primer recuerdo que tengo sobre uno de esos juguetes fue mucho antes de pensar en niños, en casa de un familiar: mi primo (el padre de la criatura) ponía celo en el altavoz del juguete en cuestión porque estaba harto de la “musiquita”.

Y, más o menos, siempre veía la misma escena: padres que ya no soportaban más la cancioncita y acababan poniendo celo en el altavoz o directamente quitando las pilas al aparato con la excusa de “oooohhh, ya se ha estropeado”.

Hay varias razones por las que nosotros cuando tuvimos hijos, escogimos juguetes no ruidosos. La primera es porque para nosotros no tenía ningún sentido que, apretando un botón, se encendieran luces o sonarán pitos; creemos que es más lógico crear sonidos de forma natural con un xilófono o una flauta de émbolo, por ejemplo. De esta manera se crear una causa-efecto lógica que el bebé mayor puede entender: si pico,  suena; si no pico, no suena. No es un sonido que se alarga medio minuto después de haber apretado un botón.

Otro punto es que jugar es su aprendizaje natural y necesitan tranquilidad para concentrarse. Para nosotros era (y sigue siendo) muy importante que cuando están jugando/aprendiendo puedan hacerlo el rato que necesiten y sin distracciones innecesarias.

Y ahora, la pregunta: si no tienen el típico juguete de sonidos y luces, ¿con qué juegan? Aquí tienes una lista de los juguetes no ruidosos para bebés que han triunfado en nuestra casa desde el principio por si alguna idea te va bien.

Cesto de los tesoros

Un juguete básico e imprescindible. Consiste en un cesto de mimbre con objetos cotidianos que el bebé pueda ponerse en la boca. Tienes que estar lavados previamente y hay que evitar el plástico. ¿Por qué? Porque se considera que el tacto es uno de los sentidos principales del bebé y, para él, entre un patito de plástico y un plato de plástico hay muy poca diferencia. El objetivo es causar el máximo de sensaciones con el máximo de materiales diferentes.

Se empieza cuando el bebé puede sentarse solo delante del cesto aunque puedes adaptarlo para más pequeños si le ayudas tú. Esta es una idea de cesta que puedes comprar hecha si quieres.

¿Qué se puede poner dentro del cesto de los tesoros? Cadenas, esponjas de baño suaves, una hucha de hojalata, telas de algodón, una cuchara de madera, un pequeño colador, un cepillo para uñas, una varilla para miel…Como ves, todo son utensilios que puedes tener en casa. Vigílalo en todo momento y, si piensas que algo puede ser peligroso, no lo utilices.

Cintas de viento de Waldorf

Esta cinta fue la sensación de nuestra pequeña, la utilizó durante mucho tiempo. Casi desde el primer día le pasábamos las cintas por las manos, por la cara y, cuando ya pudo cogerlas, fue perfecto.

Instrumentos musicales

Ahora hay infinidad de instrumentos adaptados a los más pequeños como el xilófono o la flauta de viento que has visto antes, de todas maneras también hay instrumentos que no hacen falta ninguna adaptación. Por ejemplo, maracas o el palo de lluvia.

Legos duplos

Ya sabes que en nuestra casa nada ha triunfado tanto como los Legos, desde el año y medio de nuestra mayor y aún seguimos 🙂

Juego de cortar

Para empezar a practicar con los “cuchillos” este tipo de juegos de cortar frutas y verduras son muy chulos. Se unen las piezas con velcro o un imán y se corta por ese punto, para fomentar las habilidades de motricidad.

Juegos de pizarra magnéticos

Hemos tenido dos juegos de pizarra magnéticos en casa: uno de disfraces y otro de crear monstruos. He visto de otros temas pero para nosotros el de los monstruos nos ha servido también para trabajar miedos porque el monstruo lo creas y lo destruyes tú.


Después de todo este repaso creo que aun me quedan algunos pendientes; si quieres alguna idea más, revisa estos juguetes DIY para bebés a partir de 9 meses.

Disfruta de las horas de juego! 🙂

Acerca de Elisabet 177 Articles
¡Hola! Soy Elisabet, aunque en algunos grupos de whatsapp soy simplemente mamá de Í. Tengo dos hijas muy divertidas, la primera nacida en febrero del 2013 y la segunda el enero del 2016 así que ya hace más de tres años que vivo en horario infantil. En el mundo adulto trabajo en un hospital de Barcelona, soy enfermera y comadrona. Si quieres estar informado de los eventos y actividades para familias con niños en Catalunya, haz click aquí para apuntarte a nuestra newsletter.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.